Mayor decomiso de armas a un terrorista en EE.UU. no es juzgado por terrorismo


Norelys Morales Aguilera.

Un artículo del diario de San Bernardino, California, The Press Enterprise., traducido por Cubadebate [1] confirma que armas y municiones por valor de 2,5 millones de dólares, en poder de un cubano residente en California, están sujetas a normas de confiscación del gobierno “S.B. COUNTY: Man loses ‘anti-Castro’ arms cache”. [2]

Robert Ferro, un terrorista de origen cubano, quien fue sentenciado en el 2007 a 65 meses en una prisión federal por posesión ilegal de armas, dijo que eran para un atentado contra Fidel Castro o su gobierno en La Habana, aseguró el fallo del Tribunal. [3]

Por la sentencia del tribunal se ratificó que fueron “1.679 armas de fuego; 87,983 unidades de munición, 3 cohetes y numerosos fusiles”.

Los jueces reconocieron que es “lo que entendemos como el más grande decomiso civil de armas de fuego en la historia estadounidense… en posesión ilegal de un delincuente convicto. Esta es una orden de decomiso en contra de cientos de armas coleccionables (sic) por valor de $ 2,55 millones.”

El Tribunal de EEUU no cuestiona la gravedad de que en territorio norteamericano se gestara un magnicidio contra el entonces Presidente Fidel Castro, sino la pertinencia de que Ferro, o su esposa, pudieran almacenar tal cantidad de armas en una casa en California.

Robert Ferro durante el proceso legal reclamó las armas con el argumento de que eran para atacar a Fidel Castro y declaró que era miembro de Alpha 66, un grupo terrorista radicado en EEUU célebre por sus actos violentos contra Cuba. Esto fue pasado por alto por los jueces.

El caso evidencia que la “justiciera” justicia norteamericana acude a la burocracia y tecnicismos para olvidarse de que albergan terroristas y conviven con ellos, por ser terroristas son contra Cuba y eso lo han estimulado durante décadas sin importar consecuencias.

O sea, el mayor decomiso de armas de fuego en la historia de los Estados Unidos solo queda en la ilegalidad y los jueces no lo investigan por terrorismo, a pesar de que hasta un celular puede ser considerado en ese país un arma terrorista.

En el hoy estado fascista norteamericano cualquier protesta antiglobalización puede ser calificada de “terrorista”, sus líderes y participantes arrestados, sus casas y oficinas registradas, sus documentos confiscados y, si no son ciudadanos, mandados a los tribunales militares, pero al parecer hay un “terrorismo bueno”, que cuenta para los de origen cubano.

Un comentario sobre “Mayor decomiso de armas a un terrorista en EE.UU. no es juzgado por terrorismo

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: