Qué pasó con la papa


Ventura de Jesús

La más reciente campaña de papa fue de las peores de los últimos tiempos. Se

dejaron de producir unas 11 mil toneladas previstas en el plan y las pérdidas se acercaron a los dos millones de dólares. De las siete provincias que cultivan el tubérculo solo Matanzas y Sancti

Spíritus no registran incumplimientos.

 

La situación climática, con una temperatura media del aire por encima del rendimiento histórico, no fue la más idónea para el desarrollo de dicho cultivo, básicamente en los meses de febrero y marzo, pero toda la responsabilidad no es atribuible al clima, según trascendió en la reunión nacional conclusiva de dicha campaña, presidida aquí por Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de la Agricultura.

 

Al evaluar las causas de los incumplimientos, productores y directivos de los territorios involucrados reconocieron las fallas en la preparación y desarrollo de la campaña, en la que el país desembolsa más de 36 millones de dólares.

 

Rodríguez Rollero adelantó que se adoptarían medidas administrativas con los incumplidores, pues no se entiende que unos productores rebasen las 27 toneladas por hectá-reas y otros siquiera lleguen a las 15, con apenas una guardarraya de por medio, lo cual indica que en condiciones similares unos logran mayor eficiencia y productividad que otros.

 

En el análisis salió a relucir que entre las muchas cosas que no se hacen bien y determinan los bajos rendimientos agrícolas, aparecen la falta de previsión a la hora de preparar la campaña, los problemas fitosanitarios y de diagnóstico, incumplimiento del plan de riego, no alistar en tiempo la maquinaria, obviar el muestreo del suelo y del agua, y la falta de capacitación técnica de los trabajadores que participan en la contienda.

 

Otros inconvenientes están relacionados con problemas organizativos, la no realización de la labor de subsolación del área total a sembrar, dificultades con el fertirriego, atrasos en la preparación de la tierra y pobre calidad en sentido general de las labores de cultivo.

 

Como consecuencia de todo lo anterior, los territorios incumplidores gastaron más de lo planificado y echaron en saco roto los cuantiosos recursos que invierte el estado en este cultivo.

 

Durante la reunión de balance fueron reconocidas las unidades productoras con más de 22,5 toneladas por hectárea. Se distinguió como únicas cumplidoras a Sancti Spíritus y Matanzas, esta última con los mejores rendimientos, y resultó galardonado el matancero Ernesto Jiménez como el mejor productor de papa del país.

 

Al dirigirse a los presentes, el Ministro de la Agricultura insistió en que no hay derecho a repetir los errores en la campaña papera, todavía necesitada de una mayor integralidad en su concepción y control.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: