Así sobrevive “la flor y nata de la disidencia” cubana… en Madrid


Por Iroel Sánchez

El diario español Público destaca hoy un amplio reportaje del periodista Eduardo Muriel, titulado “Pongamos que sobrevivo en Madrid”. El texto está dedicado a la pobreza y los recortes en la capital española, gobernada por el derechista Partido Popular. Les ponemos acá el fragmento dedicado a los “disidentes” cubanos que permanecen allí luego de haber llegado a esa ciudad hace más de un año.


Los cubanos acampados frente al Ministerio de Exteriores, que llevan casi tres meses instalados con sus pertenencias en la plaza para reclamar al Gobierno español que cumpla con sus compromisos, también están indignados con la manera de proceder de la policía. Carlos Rodríguez, que se presenta como ex teniente del ejército, explica que llegaron hace algo más de un año a raíz de un acuerdo adoptado por el gobierno del PSOE, en calidad de refugiados políticos, en el que se les aseguraba una ayuda de 2.000 euros por persona al mes durante dos años. Al poco tiempo, denuncia, reclusos cubanos conocerán el capitalismo: España les corta las ayudas el ejecutivo cortó esa asistencia. “Nunca vimos más de 1.500 euros por familia, y ahora estamos en la calle”, asegura. Estos cubanos también culpan al PP por mantenerlos desamparados. El señor Margallo ha declarado que no tendría relaciones con Cuba hasta que no pudiera hablar con la disidencia de la Isla. Pues bien, aquí tiene a la flor y nata de esa disidencia y no se ha dignado a salir por la puerta si quiera para saludarnos”, ironiza.

Rodríguez cuenta que los primeros días de acampada fueron los peores. “Llegó mucha policía y nos bloquearon, no dejaban ni si quiera que se acercara la prensa”, explica. “De vez en cuando vuelven para decirnos que no podemos estar aquí y, en una ocasión en la que algunos compañeros se ataron para que no nos pudieran desalojar,
la Policía los maltrató y les llegó a causar heridas”,denuncia. Sin embargo, estos cubanos pronto sacan su lado optimista y aseguran que, aunque el Gobierno no esté haciendo nada bueno por ellos, la gente sí se acerca para ofrecerles ayuda. Ahora, dos del grupo se encuentran en huelga de hambre para intentar llamar la atención sobre la situación que atraviesan, y, aunque creen que será difícil, no abandonan la esperanza.

En el centro de la plaza se amontonan los sacos con ropa y, entre ellos, más de una decena de cubanos de todas las edades se encuentran sentados en grupos y charlando, resignados. Aunque Rodríguez y su compañero Javier Fernández se encuentran en huelga de hambre, ellos no son los únicos del grupo que están atravesando dificultades. “Dormimos todos en los soportales que hay aquí al lado, en los que ponemos colchones. Es una situación dura, sobre todo para algunos de nosotros. Hay una señora con 70 años que sufre además de reuma y tiene problemas de hipertensión”, comenta Rodríguez.

Leer el reportaje completo en Público

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: