Elecciones venezolanas: Las más limpias del mundo (+ VIDEOS)


Por:  Nicanor León Cotayo

Hace meses un periódico de Miami, El Nuevo Herald, entró a formar parte de la maquinaria propagandística del candidato presidencial venezolano Henrique Capriles Radonski, y ahora reveló datos que ayudan a conocer mejor las cartas que Washington juega y jugará en esas elecciones.

Un comentario aparecido este lunes en su primera página, remitido al criterio de supuestos analistas, dice que la Casa Blanca ha mantenido hasta aquí una estricta prudencia respecto a esos comicios.

Pero agrega, y ahí viene su idea clave, que en caso de un resultado incierto, donde la victoria de Chávez o del opositor Capriles sea demasiado justa, «varios analistas en Washington advierten que la estrategia puede verse superada por los acontecimientos».

Traducido a un lenguaje más franco y directo: pretenderían echar a un lado lo que llaman prudencia y apelarían a cualquier recurso para imponer a su candidato presidencial de la oposición.

Baste recordar solo dos hechos, primero, que en Venezuela se encuentran las mayores reservas de petróleo del mundo, y segundo, que por controlarlo el gobierno estadounidense hizo barbaridades en naciones como Iraq y Libia.

No solo el muy relevante caso de los hidrocarburos, también el trascendental rol desplegado por Caracas en el vital proceso integrador que vive un importante conjunto de países de América Latina, decisivo para consolidar la independencia y soberanía de estos.

Como para no dejar ni la más mínima duda respecto a quiénes se debe, Capriles repitió este lunes, y El Nuevo Herald desplegó en un titular: «No más petróleo gratis para Cuba».

Grosera mentira que ni aún repetida muchas veces, al estilo nazi, han logrado convertir en verdad, pero integra el arsenal de falsedades que abrazan el candidato y su periódico.

A pocos días de las elecciones en esa nación suramericana, el Norte y sus aliados intensifican la cruzada contra la Revolución Bolivariana.

Según uno de sus periodistas, Antonio María Delgado, hoy en Venezuela «es difícil dilucidar» la popularidad de los candidatos presidenciales debido a que las encuestas no parecen ponerse de acuerdo.

Basado en fuentes de dudosa credibilidad, afirma que en un llamado universo de Twitter las expresiones a favor de Capriles superan a Chávez, aunque después agrega que ese resultado puede tener un margen de error del 6 por ciento.

Otra virulenta declaración salió de los labios de Roger Noriega, exfuncionario del Departamento de Estado norteamericano y leal asistente del senador Jesse Helms, quien odió tanto a Cuba como admiró públicamente al general fascista chileno Augusto Pinochet.

El periodista canadiense Jean Guy-Allard comentó este lunes en Tele Sur un artículo que Noriega publicó en la prensa ultraderechista de Miami donde afirma que Hugo Chávez tiene la intención de desconocer «mediante la violencia» un resultado adverso en las elecciones presidenciales del domingo.

Noriega añade: si la violencia llega a marcar las elecciones venezolanas, debe saberse que fue «completamente premeditada y ejecutada por Chávez», pero no menciona los resultados de la generalidad de las encuestas que favorecen a este último.

Guy-Allard subraya que esta salida a escena de Roger Noriega forma parte de lo denunciado por órganos venezolanos de difusión masiva en el sentido de que está en marcha un plan desestabilizador diseñado por la CIA y ejecutado por la Embajada de Estados Unidos en Caracas.

Inmerso en esa conspiración está además el periódico español ABC, de extrema derecha y franquista por más señas, que el 21 de septiembre llegó a decir en su primera página que existe un «complot chavista» para desplegar comandos armados en las calles el día que 19 millones de venezolanos acudirán a las urnas.

Naturalmente que esos enemigos de Venezuela se cuidaron de no mencionar que el pasado 11 de septiembre un expresidente de Estados Unidos, James Carter, al hablar en la fundación que lleva su nombre y preside, con sede en Atlanta, afirmó que el proceso electoral venezolano es «el mejor del mundo».

El exmandatario formuló tal criterio luego que ha participado en más de 90 comicios en distintos lugares del planeta, y cuando hace 6 años Hugo Chávez ganó por segunda vez las elecciones presidenciales, Carter declaró a la prensa que ocupó la delantera «limpiamente y con imparcialidad».

A José Martí corresponde el pensamiento de que, cuando hay muchos hombres sin decoro, hay hombres que llevan en sí el decoro de muchos hombres.

A esos últimos pertenece Hugo Chávez, y a los primeros Capriles Radonski, a quienes no obstante los descomunales esfuerzos de Washington en sentido contrario, conocen muy bien millones de venezolanos.

En sus manos está no solo el destino de unas elecciones nacionales, sino en gran medida de una nación, e incluso de un continente que sigue aspirando a no ser acarreado desde Wall Street y la Casa Blanca.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: