#Democracia versus Democracia.


Por: J. M. del Río

Democracia es “el predominio del pueblo en el gobierno político de un estado”.

El real significado de la palabra democracia está en entredicho, aunque eso no es algo nuevo. A través de despachos de la prensa internacional  hemos dado seguimiento  a procesos electorales que han tenido lugar recientemente en Italia, Grecia, España, Francia y contrariamente a lo que los europeos podrían suponer, los gobiernos electos en estos sufragios no parece que están respondiendo a la noción que implica el término “democracia”. Sabemos que proviene del griego y que etimológicamente significa: demos pueblo y kratein gobernar. Es decir que el concepto implica “gobierno del pueblo”. Los diccionarios expresan que la democracia es “la doctrina política favorable a la intervención del pueblo en el Gobierno” y que además es “el predominio del pueblo en el gobierno político de un estado”.

El término “democracia” se acuño en Grecia a partir del criterio de que en las pequeñas ciudades Estado griegas la democracia, es decir el “gobierno del demos”, la ejercían directamente los ciudadanos con voz y voto en sus respectivos órganos asamblearios. En esa época no todos los habitantes de esas ciudades eran ciudadanos con derechos políticos, ya que la mayor parte del pueblo estaba integrado por esclavos, mujeres y extranjeros a los que no se les reconocía esos derechos. Incluso muchas de las ciudades Estado griegas confinaban los derechos políticos solo a aquellos ciudadanos que hubieran nacido en la ciudad, excluyendo a los hombres libres nacidos en otras ciudades griegas.

Actualmente algunos países que se presentan como democráticos eligen tanto al jefe del poder ejecutivo como a los integrantes de las legislaturas, mientras que en las monarquías constitucionales  tales como Gran Bretaña, España y Noruega y en otros países que no son monarquías, eligen a los parlamentarios y estos dentro de sus propias filas, eligen al jefe de Gobierno. En los EE.UU. y en Venezuela aplican la primera variante, mientras que en nuestro país se aplica la segunda opción con la diferencia de que en Cuba el parlamento o asamblea nacional elije de entre sus miembros al Consejo de Estado y este, al Jefe de Estado que es a su vez Jefe de Gobierno.

Hablando de democracia hasta aquí todo parece igual, pero si se analiza con detenimiento observamos divergencias con la significación etimológica de la palabra “democracia”, su moderna acepción como “gobierno del pueblo[1]” y su real aplicación en esos países.

La prensa occidental y los gobernantes de países que se han autoproclamado “adalides de la democracia y de las libertades individuales”, “defensores de los derechos humanos y de la libertad de expresión”, etcétera; han tratado de “secuestrar” mediante apropiación forzosa, el concepto “democracia” para utilizarlo como algo intrínsecamente natural y exclusivo  a sus regímenes, mientras que confinan a los países en revolución como Cuba, Venezuela y otros que se atreven a levantar su voz en favor de sus pueblos, a ser catalogados de “antidemocráticos”, “totalitarios” y otros epítetos ingeniosamente fabricados para ser repetidos una y otra vez, por sus medios masivos y por el coro de perritos falderos que los sigue y vive de sus desperdicios, quienes son utilizados para denigrar y tratar de desestabilizar nuestros procesos revolucionarios y populares.

¿Qué democracia (entiéndase por esto “gobierno del pueblo”), se evidencia por estos días en países como España, Grecia, Portugal e Italia, donde los gobiernos elegidos[2], no actúan a favor de lo que los pueblos de esos países necesitan y demandan? La democracia del Reino de España se revela últimamente  de una forma muy peculiar, cuando hordas de policías antimotines arremeten violentamente contra indefensos ciudadanos que reclaman sus derechos en las plazas públicas. Se manifiesta además en ese país, en Grecia, en Portugal e Italia con los recortes  a los gastos públicos que afectan fundamentalmente a los menos favorecidos de la sociedad y en otras medidas que han dejado sin empleo a familiar enteras, mientras se reacomodan con dinero público las arcas de los grandes bancos, principales causantes de los males actuales. ¿Es ese un ejemplo de “gobierno del pueblo”?.

¿Qué democracia se evidencia en las elecciones que tuvieron lugar recientemente en el Condado Miami Dade, donde votó solamente un 20 % de las personas con derecho al voto y fueron “electos” alcaldes y otros funcionarios públicos en un proceso en el cual estuvo presente la trampa, el engaño y donde “el escándalo de las boletas fraudulentas de Hialeh empañó la supuesta “limpieza” de esas elecciones”? Lo curioso del caso es que algunos personajillos defensores  de estas “democracias” acusan al gobierno de la Republica Bolivariana de Venezuela, entre otras cosas,  de ser una “dictadura castro-chavista-estalinista”. Observen este nuevo título inventado por los encargados de la Guerra Psicológica contra nuestros países, que estos  perritos falderos se apuraron en utilizar para servir a sus amos en vísperas de las elecciones presidenciales en ese hermano país, aunque allí el tiro le salió por la culata.

Todo el que se mantenga medianamente bien informado sabe que el Gobierno del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías ha consultado al pueblo venezolano, en elecciones limpias y ejemplares en 16 oportunidades y ha perdido una sola de esas elecciones por un margen reducido. Chávez ha cumplido lo que ha prometido. El pueblo lo sigue, lo apoya, lo quiere y mayoritariamente vota por él. Entonces, no importa lo que de él digan los émulos venezolanos de los perritos falderos (cubanos) del imperio  ¿Dónde se aplica con más fidelidad la democracia verdadera?

Y si de Cuba se trata el próximo domingo  estaremos  involucrados en el proceso electoral para elegir a los delegados de las asambleas municipales. No digo que el nuestro sea el mejor del mundo. Acepto que es un proceso perfectible; pero si afirmo con orgullo que es abierto, honesto, libre y democrático y además es el que por nuestra soberana voluntad hemos escogido. En Cuba los candidatos no los designa el Partido Comunista. La nominación de candidatos tiene lugar por circunscripciones, en asambleas de vecinos (electores) que de forma transparente y democrática, proponen y postulan a los candidatos que participarán en los sufragios para ser electos como representantes de sus vecinos. En cada circunscripción, que cuenta con más o menos 300 electores, se organizan varias asambleas donde los electores reunidos proponen tantas personas como deseen; pero se elige un solo candidato por asamblea.  Pueden nominarse hasta ocho y no menos de dos candidatos por circunscripción. El voto es libre, igual y secreto. Se ejerce de manera voluntaria y resulta electo el candidato que obtenga más del 50 % de los votos emitidos. Si hay más de dos candidatos y ninguno de los nominados obtiene ese %, los dos que más votos obtuvieron van a una segunda vuelta.

Del 3 al 29 de septiembre se celebraron en el país más de 51 mil asambleas de electores en las cuales se nominaron 32,183 candidatos a delegados, de donde saldrán elegidos los integrantes de las 168 Asambleas Municipales de todo el país. Nada impide que en alguna de esas asambleas sea nominada una persona adversa al gobierno si sus vecinos democráticamente lo deciden por mayoría. Si ninguno de los llamados “disidentes” resulta nominado se debe a la voluntad popular y es una muestra del apoyo mayoritario con que cuenta la Revolución, ya que este es un proceso masivo, con la participación de todo el pueblo, que el próximo 21 de octubre depositará sus votos en más de 29, 500 colegios electorales atendidos por 147,500 personas seleccionadas entre los mismos vecinos, que fungirán como autoridades electorales.  ¿Dónde se aplica con más fidelidad la democracia verdadera?

Los alabarderos del imperialismo van a continuar con su campaña de tergiversaciones encaminada a tratar de subvertir el orden e intentar de engañar a los pueblos. Nosotros continuaremos con nuestra obra, realizando los cambios que tengan que ser realizados, sin prisa; pero sin pausa. Los perritos falderos del imperio irán poco a poco acostumbrándose a admitir que “el pueblo unido, jamás será vencido”.

De paso permítanme emitir un pecaminoso sonido onomatopéyico, conocido vulgarmente por el nombre de “trompetilla”, que quiero dedicar a algunos de los personajes que el domingo 7 de octubre, mientras que el pueblo venezolano masivamente acudía a las urnas,  emitieron “eruditas” declaraciones en periódicos y emisoras del sur de la Florida sobre la segura derrota del Presidente Chávez, el fin del “chavismo”,  del “castrismo”, de la unidad latinoamericana, del Alba, el hundimiento de “Petro-Caribe”, etcétera, etcétera, etcétera. Quiero subrayar por “preclaras y enjundiosas”, las intervenciones que desde Washington hiciera la “ilustre” congresista Ileana Ross y el análisis futurista  presentado por el “periodista emérito[3]” Carlos Alberto Montaner,  desde un Restaurante Venezolano de Miami, ingiriendo una deliciosa Arepa para que su profecía tuviera sabor venezolano;   los cuales se ganaron la trompetilla del año, porque fue una trompetilla emitida por toda latinoamericana.

La  segunda del año se la ganaran el próximo domingo 21, cuando todos los cubanos salgan a ejercer su derecho ciudadano de votar una vez más por la Cuba libre que tenemos.

J. M. del Río.


[1]Entiéndase por “pueblo” a todos los habitantes de un país, sin  diferencias por posición económica, color de la piel, religión, sexo o cualquier otra forma excluyente, salvo la que en un  momento determinado

precise la ley por razones de violaciones de las normas legales que rigen la convivencia humana determinado  precise la ley por razones de violaciones de las normas legales que rigen la convivencia humana.

[2] Que generalmente no son electos por la mayoría de los que tienen derecho al voto, quienes en número creciente optan por no  votar porque han perdido la confianza en el sistema.

[3]  “Emérito”: Se dice especialmente del soldado cumplido de la antigua Roma que disfrutaba la recompensa debida a sus méritos. (En este caso Roma es igual a Agencia Central de Inteligencia de los EE.UU. Lo demás lo dejo a la imaginación de los lectores).

Un comentario sobre “#Democracia versus Democracia.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: