La verdadera cara de la democracia anticubana


Por: Arthur González

Recientemente se dio a conocer públicamente en Miami, que David Rivera, congresista norteamericano de origen cubano y miembro de la mafia anticubana radicada al sur de la Florida, estaba acusado nada menos que de 11 cargos de carácter ético y civil, relacionados, entre otras cosas, con el uso indebido de fondos durante su campaña en el año 2010, algo así como desvío de recursos.

Esta es la muestra fehaciente de cómo son realmente los miembros del congreso norteamericano que pertenecen al pequeño grupo de “amigos de la mafia anticubana” y que a diario piden más sanciones para la tierra que un día los vio nacer.

Esos son los que sueñan embriagados, en retrotraer la historia y hacer regresar a la Isla de Cuba al pasado, en el cual los marines yanquis se orinaban en la estatua del apóstol José Martí, mientras los norteamericanos apoyaban con asesores militares y armas, las torturas y crímenes de los gobiernos de turno a su servicio.

Por esto y por otras atrocidades más, en Cuba sus mercenarios no tienen apoyo ni cabida, pues los cubanos y cubanas no aceptan esa mal llamada democracia.

Si ese es el ejemplo de lo que desean para el pueblo cubano, a tocar música a otra parte.

Publicado el 11/06/2012 en Contrarrevolución y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: