Ojalá ….


Por: Daniela Montano.

La irracionalidad y la obcecación presentes en el Congreso, una vez más en las voces de los representantes republicanos Ileana Ross, Mario Díaz Balart y el senador Marco Rubio.  En esta ocasión el revuelo ha sido suscitado por el reciente viaje a Cuba de los afamados cantantes estadounidenses Jay Z y Beyonce,  quienes hicieron una estancia de 3 días en la Habana, que incluyó recorridos por el centro histórico de la ciudad, visitas al Instituto Superior de Arte y a la sede de la compañía de teatro infantil: La Colmenita, así como intercambio con las artistas cubanas Haila Mompié y Juana Bacallao, entre otras actividades.

Rubio tildó a la pareja de ¨ hipócritas ¨, alegando que si realmente estuvieran interesados en conocer el estado de los asuntos en Cuba,  debían haberse reunido con ¨  la gente oprimida ¨. En tanto, los congresistas Ileana Ross y Mario Diaz-Balart (que tampoco escatimaron en críticas), solicitaron que el Departamento del Tesoro informara si los artistas tenían permiso para visitar a la isla y si habían violado alguna de las reglas del bloqueo.

La Fundación Nacional Cubano Americana, también se hizo eco de las quejas,  emitiendo una declaración donde reclamaban que el matrimonio debía haber utilizado su viaje para exponer ¨ la falta de libertades ¨ de los habitantes de la isla.

No quedando conformes con la respuesta de OFAC, donde se explicaba se trató de un viaje de intercambio educacional autorizado, como parte de la política People to People; pidieron se continúe investigando y arremetieron contra el presidente Obama, acusándolo de no tomar en serio el negar al régimen castrista, el salvavidas económico que le extendería el turismo estadounidense.

Válido señalar que OFAC incrementó los requisitos para obtener licencias People to People, desde mayo de 2012, cuando el propio senador Marco Rubio atacó los proyectos de intercambio, definiéndolos como una pantalla para encubrir el turismo. Por lo cual le exigen a los operadores de los viajes, proporcionar información detallada sobre todos los aspectos del viaje y las sanciones penales por violar las regulaciones podría resultar de hasta 10 años de prisión y 250.000 dólares en multas individuales. Tampoco son Beyonce y Jay-Z las únicas celebridades, ni las primeras, que han visitado la Isla, en años recientes también han estado los actores Bill Murray, Sean Penn, Danny Glover, Will Smith  y Kevin Spacey, entre otros.

¿Entonces, por qué el teatrito ahora? Realmente están preocupados porque el ¨ viaje turístico ¨ sirva para alimentar las arcas del ¨ régimen cubano ¨, o no es más que otro pretexto, muy oportuno, para tratar de obstaculizar la política people to people, al igual que han hecho con todas las propuestas, que impliquen la posibilidad de que se incrementen los contactos e intercambios entre los norteamericanos y el pueblo cubano, un mínimo de flexibilización en la política hacia Cuba o representen un posible paso de avance en las relaciones.  Ni que decir que bien entendida,  people to people no es precisamente una política dirigida a preservar la Revolución.  Sin embargo, hasta a esa política le tienen miedo.

Será que al igual que sucede con la Ley de Ajuste Cubano (que ya no resulta conveniente a sus intereses), se percataron de que People to People, no es una vía eficiente para promover la democracia en Cuba y también está estorbando.

Tampoco he comprendido bien, si el crimen de Beyonce y Jay Z,  fue que el programa de intercambio no se ajustó a las leyes del bloqueo, o fue que no se reunieron con la llamada oposición. A juzgar por las declaraciones de Marco Rubio, si se hubieran reunido con el ¨ rapero disidente ¨ Angel Yunier, no habría problema, pero las visitas al Instituto Superior de Arte y a la Colmenita, al parecer, no cuentan como intercambio educacional. Resulta que ahora, la única alternativa válida para interesarse por la política hacia Cuba, es desde las posiciones de la ultraderecha: el dialogo y el intercambio entre los pueblos, quedan descartados…

Ojalá no pase de otra pataleta de la dupla Ross-Díaz Balart, para que ¨ Obama se relaje, y no haga que  los reprueben”, ojalá que los representantes de la Florida escuchen y respeten los intereses de la comunidad que dicen representar, ojalá que los discos de Beyonce y Jay C (como tantos otros) no caigan bajo la aplanadora de vigilia Mambisa y que la música siga uniendo los pueblos.

Y ojalá que un día, más temprano que tarde,  los habitantes de Florida comprendan que, los primeros y más beneficiados de una apertura hacia Cuba serán  justamente  los de ese estado, ventana de  EE.UU. al mundo pero para Cuba ni rendija.

Fuente: Cubamas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: