Estampida masiva de 30 Damas de Blanco (#Cuba #DamasdeBlanco #Miami #Madrid #DDHH)


jmEl que mal anda mal acaba

J. M. DEL RÍO

Algunos de los turistas de la “disidencia” cubana que están regresando luego de sus “productivos” recorridos por el “mundo libre”  están necesitados de leer la Biblia y aprender un poco de la sabiduría que en sus textos se recogen. Voy  a referirme a “Doña” Berta Soler, que regresó hace poco, luego de haberse entrevistado, entre otros, con el Papa “Federico”, según sus propias palabras.

En el libro de los Proverbios se recogen algunos consejos que la “Doña” debía incorporar a su quehacer cotidiano, para no seguir  acumulando tropezones que pudieran  ocasionarle una defenestración total, en sus aspiraciones de convertirse en “líder absoluto” de tan codiciado cargo entre sus correligionarias. Para título de este comentario escogí uno que le viene como anillo en dedo: “El que nada debe, nada teme; el que mal anda mal acaba” (Pr 10-6). Según parece la “Doña” no anda bien entre su propia gente, porque olvido aquello de que “No dejes para mañana la ayuda que puedas dar hoy”  (Pr 3-28).

Me ha dicho Cantaclaro que el rollo que provocó la estampida masiva de 30 “Damas de Blanco” del seno del grupúsculo en Santiago de Cuba,  estuvo relacionado  por el conflicto provocado por los aludidos recursos que se reciben en “apoyo a la lucha”. Ya es público y notorio que esos recursos provienen de las arcas del Gobierno de los EE.UU. A los “independentisimos disidentes” cubanos les molesta ser llamados mercenarios y en el barrio nos preguntamos ¿Cómo debemos bautizar a los nacionales de un país, que reciben una paga directa del Gobierno del país que tiene al suyo como acérrimo enemigo? Quizás ahora con las terminologías modernistas que el imperio introduce para “suavizar la píldora” mediática, a estos “disidentes”, “opositores pacíficos”, “anticastristas”, etc., etc., podríamos endosarles el calificativo de “contratistas”, porque en definitiva en el diccionario se nos dice que un “contratista” no es más que “una persona que está encargada de un servicio para el Gobierno (…) y en este caso, para el Gobierno del país que actúa de manera agresiva contra el suyo.

Me cuenta Cantaclaro que lo que se está diciendo “por ahí” ─ y no es precisamente él quién lo dice ─, es que estas “damitas abrieron valla de la organización” porque se han enterado que el ejecutivo se roba a dos manos la plata que proviene del otro lado del charco, que según ellas debía ser repartida a partes iguales y que cuando se ha distribuido alguna “tierrita”, se hace con una serie de condiciones que llegan al borde del más burdo chantaje por parte de dos personajes de aquella zona que tratan de imponerse como “cabecillas”: Belkis Cantillo y José Daniel Ferrer García. “Doña” Berta se fue a Santiago con la idea de subsanar el entuerto, descubrió que están tratando de serrucharle el piso y con su presencia  sucedió lo mismo que cuando se coloca un ventilador en un tanque de excrementos: “la pestilencia se desparramó” y ahora temen que el mal olor llegue a otras instancias del exiguo grupúsculo.

Como estaba diciendo, en el Libro de Proverbios se aprenden muchas cosas y parece ser que “Doña” Berta, a pesar de proclamarse como muy cristiana y vanagloriarse de haber sostenido una “entrevista” con el Papa Federico, digo Francisco, no los ha leído, de lo contrario supiera que  “El que camina sobre las brasas se quema los pies” (Pr 6-28). Claro que pienso que a “Doña” Berta  le resbala esa desavenencia. En fin de cuenta ella dejo bien organizado su “plan de escape”, por si acaso. Sobre el particular me dijo Cantaclaro: «Se sabe y no son mentiras mías; pero no puedo revelar las fuentes, que ella dejó a buen recaudo algo de la “ayuda material” que se le pegó en su viajecito mundialista». A fin de cuentas ella, por muy cristina que se proclama,  no comparte el proverbio que asegura que “La sabiduría vale más que las piedras preciosas (…) (Pr. 3-15)), porque según su teoría, en la tierra de Goliat ella no va a necesitar sabiduría, sino piedras preciosas.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: