El reflejo de la obra de Vilma (#Cuba #FMC)


Marilys Suárez Moreno

“La creación de la FMC fue una acción, un hecho de los primeros que tuvo la Revolución en busca de la unidad. Y ese hecho fundacional no  lo podemos perder en el contexto actual”, expresó Teresa Amarelle Boué, secretaria general de la organización femenina en el homenaje brindado la víspera a sus fundadoras y en el que recordó que el acto central por la celebración de la fecha se efectuaría el viernes próximo en Santiago de Cuba, “por lo que representa esa Ciudad, por la lealtad de Vilma, de Asela y por lo que significó el Moncada”.

La presentación del documental Vilma, la maravilla de vivir, de la Academia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, General Máximo Gómez, Orden Antonio Maceo patentizó cuan permanente  resulta el incentivo de su ejemplo para velar por la continuidad de una obra que es reflejo de la suya propia en cada mujer revolucionaria.

Al intercambiar con las presentes, la secretaria general de la FMC dio detalles de la preparación del 9no. Congreso, destacando las asambleas en delegaciones y bloques, porque son el espacio propicio para que las más de cuatro millones de federadas discutan sus problemas, expresen sus intereses, analicen y propongan estrategias para acometer lo que el país demanda de ellas. Añadió que estos encuentros se han efectuado en 151 municipios del país, restando 16 para concluir esta fase. A partir del cuatro de septiembre, (aniversario de fundación del pelotón  Las Marianas) comenzarán las asambleas municipales en Buey Arriba, Granma.

 

En presencia de Asela de los Santos, Heroína del Trabajo de la República de Cuba y compañera inseparable de Vilma; de la también Heroína del Trabajo Mercedes Garrudo; del Secretariado Nacional de la Federación y de familiares de Los Cinco Héroes, el encuentro de las federadas en su casa de siempre, devino ejercicio para la memoria de fundadoras y actuales funcionarias de esa organización femenina, las que con emocionadas palabras, llamaron a dar continuidad a esa obra hermosa que fue la constitución el 23 de agosto de 1961 de la Federación de Mujeres Cubanas.

Y se habló del pasado en presente, pues como ayer, la unidad de las mujeres resulta decisiva hoy para contribuir a la actualización del modelo económico y a la cruzada sin tregua contra las indisciplinas sociales y el rescate del orden, la convivencia y la educación formal en el país desde el espacio familiar, el barrio y la comunidad.

Con Vilma Espín, defensora sin par de los derechos de la mujer, como eterna presidenta de la Organización que lideró  y sin perder de vista el reflejo de su obra, las fundadoras de ayer hablaron de la necesidad de ampliar el diapasón de las Casas de Orientación de la Mujer y la Familia, para atemperarlas a las necesidades actuales; de trabajar preventivamente con los niños, los jóvenes, los reclusos; y, como otrora, hacer tareas de prevención social que no están tan alejadas de lo que se hacía antes en esa esfera, así  como darle un nuevo aire a las brigadistas sanitarias, en sintonía con las realidades que nos ocupan.

Como dijo una de ellas, la FMC no está de más, hace falta, pero tiene que jugar su papel en cada momento histórico y este es el nuestro, el que vivimos hoy, y como ayer, ofrecieron su disposición a colaborar con la nueva secretaria de la organización en la búsqueda de su renuevo y perpetuación de su quehacer, con el amor del primer día.

 

Un comentario sobre “El reflejo de la obra de Vilma (#Cuba #FMC)

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: