El maíz, una medicina ancestral (#México #EEUU #Cuba)


54bPor Pedro Pablo Monasterio

El maíz es una planta originaria de América y que ha sido alimento fundamental para nuestros pobladores desde tiempos inmemoriales, al igual que en nuestra actual sociedad, sigue siendo el primer cultivo de las masas más necesitadas. Esta planta  es erecta, de tallo cilíndrico y tiene una flor masculina y una femenina, aproximadamente 16 a 18 hojas y todas sus partes son utilizadas para hacer cestas canastas y también tiene dentro de sus facultades una parte medicinal.  Para uso medicinal se recogen los estilos y los estigmas de las flores femeninas cuando empiezan a aparecer y se secan a la sombra en un lugar ventilado. Contienen saponinas, aceites esenciales, taninos, azúcares y sales minerales. Tienen propiedades cardiotónicas y bajan la presión arterial.

Propiedades medicinales del maíz

Como adelgazantes: Se utiliza también en productos para perder peso. Se administra en forma de infusión a razón de 5 g de producto seco por cada taza de agua, tomando una taza en días alternos. La semilla de maíz se utiliza para la preparación del aceite de maíz muy rico en vitamina E y también para la elaboración de productos contra la paradentosis.

Alergias: Las semillas trituradas constituyen la harina de maíz que se utiliza en las personas con alergia al gluten de trigo.

Como diurético: En un litro de agua hirviendo se arrojan  28 gramos de barbas de la mazorca, para preparar una infusión. Se filtra al enfriar y se toma como agua natural. Cura la cistitis, disuelve cálculos en la vejiga y riñones.

Para la digestión:  Se utiliza la harina del grano, se disuelve en agua y cocina hasta formar una pasta suave y se toma. Además es muy nutritiva.

Como antidiarreico: Molerlo y usar como atol. Emoliente y protector de la mucosa intestinal: el maíz y su harina, gracias a su total carencia de gluten, resultan de gran utilidad para quienes padecen celiaquía, y en general, para los niños que sufren mala absorción intestinal o diarreas crónicas.

Para las hemorroides: Se emplea la harina de maíz ligada con malva

Para dolores (Gotas): Hacer un emplasto con la harina y colocarlo en el sitio del dolor, preferiblemente a temperatura ambiente.

Para picadas de culebra: Siete granos de maíz negro molido en infusión para beberla, machacaban los granos hacían la cataplasma y lo aplicaban en la mordida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: