División entre los demócratas de #EEUU por control de armas de fuego


El tiroteo en un centro naval de la capital de Estados Unidos, que dejó 13 muertos, ha provocado un nuevo debate en el país y tiene divididos a los congresistas demócratas en torno a nuevas medidas sobre el control de las armas.

Harry Reid, presidente de la mayoría demócrata en el Senado, dijo que no buscará una nueva votación sobre el tema, en respuesta a una solicitud de su correligionario y segunda figura de ese partido en la cámara alta, Dick Durban.

“Espero que algunos congresistas reconsideren sus posiciones, con el fin de evitar que estos hechos se repitan en el futuro”, expresó Durban.

Entretanto, otro integrante del partido azul, el senador Joe Manchin, expresó su escepticismo sobre la posibilidad de que sus colegas aborden este asunto, a pesar de que él mantuvo una ofensiva a principios de 2013 a favor del chequeo de antecedentes de los compradores de armas.

Los reportes de que el supuesto autor del ataque contra el centro naval capitalino, Aaron Alexis, tenía serios problemas psiquiátricos, contribuyó a que algunos legisladores expresaran criterios favorables a un nuevo esfuerzo en el control de las armas de fuego.

En ese sentido, el senador demócrata por el estado de Connecticut, Richard Blumenthal, considera que el incidente fue un llamado para iniciar acciones destinadas a regular la compraventa y posesión de armamentos por parte de la población estadounidense.

Blumenthal fue uno de los legisladores más favorables al control de armas de fuego, tras la masacre del 14 de diciembre en una escuela de Newtown, en el estado que él representa, que provocó la muerte a 20 niños y seis adultos.

Sin embargo, los demócratas que enfrentan serias dificultades para su reelección en las elecciones legislativas de noviembre de 2014, mostraron poca inclinación a cambiar sus posiciones en torno a este polémico asunto.

Tal es el caso del senador Mark Prior, quien señaló que esperará los resultados de las pesquisas sobre el tiroteo más reciente para reevaluar su posición sobre el control de antecedentes.

Entretanto, su correligionario Mark Begich rechazó contestar una pregunta sobre sus criterios acerca de la regulación de las armas, señala hoy el diario The Hill.

Ambos senadores votaron contra la expansión de los chequeos de antecedentes el año pasado, junto a sus colegas Max Baucus y Heidi Heitkamp.

Sin embargo, en estos momentos el asunto está lejos de la agenda, porque el Capitolio se concentra en temas presupuestarios, en particular la discusión de una resolución de continuidad para evitar el cierre de importantes agencias federales por falta de fondos tras el fin del año fiscal el 30 de septiembre.

Las legislaciones destinadas a regular la compraventa y posesión de las armas de fuego están estancadas en el Capitolio desde el pasado mes de abril porque enfrentan una fuerte oposición de grupos como la Asociación Nacional del Rifle que cabildean a favor de los productores de esos artefactos.

(Con información de EFE)

Publicado el 09/18/2013 en Estados Unidos, Política, Sociedad y etiquetado en , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: