Dónde están las libertades en #Europa (#Cuba #PE #UE)


Arthur Gónzalez/El Heraldo Cubano

El presidente del Grupo Popular en el Parlamento Europeo, Joseph Daul, hizo un llamamiento al Gobierno cubano para que respete las libertades fundamentales.

En total consonancia con las posiciones norteamericanas, el parlamentario habla sin basamento ninguno, pues Cuba demuestra cotidianamente esas libertades.

Los cubanos tienen pleno derecho a la educación, alimentación, salud, cultura, al movimiento,  a la religión, escoger con quien tener sexo, y expresar lo que piensan, aunque las campañas enemigas se empeñan en hacerle creer a los demás lo contrario.

Si en Cuba no hubiese libertad de expresión, ¿cómo se explica que la grosera e inculta Berta Soler, auto proclamada por su propia voluntad como presidenta del asalariado grupo Damas de Blanco, pueda ofrecer declaraciones a las agencias de prensa extrajera de forma cotidiana, o recorrer varias cuadras a pie por una de las vías principales de la capital, dando gritos de libertad sin ser molestada por nadie? ¿Y qué decir de la bloguera oficialista de Washington Yoani Sánchez Cordero?

¿No sabrá el eurodiputado que los contrarrevolucionarios asalariados de los norteamericanos, pagados con parte de los 20 millones de dólares anuales que aprueba el presidente Barack Obama, se mueven libremente en el país y acuden diariamente sin dificultades a la misión diplomática norteamericana, donde reciben orientaciones, preparación y abastecen de información a sus diplomáticos y oficiales de inteligencia?

Mientras, en Europa, suman millones los ciudadanos que no tienen empleo, ni posibilidades de enviar a sus hijos a las escuelas, miles son desalojados de sus casas y cuando intentan hacer uso de la libertad de expresión, son golpeados brutalmente por los órganos represivos, mojados con potentes chorros de agua lanzados por carros bombas, y atacados con balas de goma y disparos de gases lacrimógenos. ¿Eso es tener libertad?

Escenas como similares no se ven en Cuba desde 1958, cuando el tirano Fulgencio Batista, ahijado protegido por el Gobierno norteamericano reprimía criminalmente al pueblo cubano y nunca tuvieron el rechazo del parlamento europeo.

Sería conveniente que el señor Joseph Daul, se diera una vuelta por las calles de Grecia, España, Portugal, Italia, Francia o Alemania, para que pudiera comprobar como se trata a los ciudadanos de esos países que intentan reclamar sus derechos y libertades fundamentales.

Después de comprobarlo me gustaría conocer sus comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: