Ironías del corazón (#Cuba #EEUU #España)


foto del autorEl eminente cirujano cardiovascular Álvaro Lagomasino Hidalgo, se recupera satisfactoriamente de la operación coronaria a la que fue sometido en días pasados

Freddy Pérez Cabrera

Paradojas de la vida. El doctor Álvaro Lagomasino Hidalgo, una de las personas que más vidas ha salvado en Cuba y más corazones ha hecho latir con la maestría inigualable de su bisturí, debió ser operado de urgencia de su órgano vital debido a una afección coronaria.

Lagomasino, acompañado por parte del equipo médico y paramédico que lo atiende en la sala de Cuidados Intensivos en el Cardiocentro Ernesto Che Guevara, de Santa Clara.

Todo sucedió de manera repentina, como ocurre algunas veces en ese tipo de padecimiento. Al terminar de realizar la intervención coronaria número 1 999 del centro cardiovascular, el profe Lagomasino, como prefieren llamarlo sus colegas, sintió un dolor en el pecho, que lo preocupó un poco, no obstante, no dio mayor importancia al hecho.

Él, una persona tan grande, y a la vez tan sencilla, con el buen humor que lo caracteriza, pensó en algún gesto físico involuntario como la causa de aquella do-lencia. Entusiasmado con la idea de realizar la cirugía coronaria número 2 000 en la historia del Cardio-cen-tro Ernesto Che Guevara, se reincorporó a sus labores habituales, logrando concretar, junto al resto de los especialistas la hazaña que colmó de alegría y satisfacción al colectivo.

Sin embargo, unos días después reapareció el dolor y ya no quedó más remedio que someterse a los análisis correspondientes, los cuales corroboraron lo que nadie pensaba, una afección en la arteria coronaria, lo cual imponía actuar con ligereza y cordura a la vez, ante la posibilidad real de un infarto cardíaco.

El paciente 2 003

Estoy tranquilo y confiado en los especialistas del Cardiocentro, ellos sabrán hacer el trabajo, nos dijo el doctor Lagomasino unos días antes de efectuarse el acto quirúrgico, cuando lo visitamos en su casa ubicada en la calle San Miguel, en Santa Clara.

“No hay razones para la excesiva preocupación que han mostrado algunos. Aquí las cosas se hacen bien, y cuando se trabaja de esa forma no debe haber problemas, aunque siempre se corre un riesgo”, nos dijo.

Allí también supimos que un gran amigo personal suyo y de la institución, el médico uruguayo Mauricio Cassinelli Arana, avezado cirujano cardiovascular, en cuanto supo la noticia manifestó su deseo de acompañar en el acto quirúrgico a los reconocidos especialistas del Ernesto Che Guevara.

“Para mí es un honor que Mauricio esté presente; él, además de ser un extraordinario cirujano, es un amigo que contribuyó a nuestra formación”, expresó Lago, quien recordó cuando ambos realizaron en 1988, junto a otros galenos, la primera cirugía coronaria de que se tenga noticia en el cardiocentro villaclareño.

Así las cosas, el domingo 20 de octubre se efectuó el complejo proceder al paciente 2 003, no exento de tensiones adicionales por tratarse de una persona que, si bien era uno más entre los miles que han sido operados allí, a la vez resultaba diferente por razones comprensibles.

Una respuesta ofrecida a Granma por el doctor Raúl Dueñas, director del Cardiocentro, a la mañana siguiente de realizado el proceder, nos dio la clave del éxito de la operación. “Cuando las cosas se planifican bien, y se hacen como deben ser, no tiene por qué haber problemas. Lago salió perfecto, como ha salido el 95 % de los pacientes intervenidos aquí”, aseguró el doctor Dueñas.

Sobre el tema, el doctor Cassinelli expresó que resultó un acto complejo, como todas las operaciones del corazón, no exento de riesgos, pero todo salió muy bien, y su evolución posterior ha sido excelente.

Explicó, además, que fue una cirugía coronaria donde se colocaron dos bypass, proceder realizado con apoyo parcial de circulación extracorpórea y a corazón latiendo.

Al momento de realizar este trabajo, los médicos que tratan al doctor Lagomasino valoraban la posibilidad de darle el alta ante la favorable evolución del paciente, quien se ha mostrado disciplinado y cooperativo en el tratamiento, como corresponde en esos casos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: