Joe García: certidumbre y desvergüenza


Por: Noel Manzanares Blanco | Cubainformación.

En la red de redes, circula la entrevista concedida en Miami por Joe García, representante federal estadounidense, a la Periodista Yadira Escobar, de Progreso Semanal, con el rótulo No quiero asfixiar a mi abuela para sacar a los Castro.

Ante la primera pregunta de Yadira sobre la propuesta del legislador en el sentido de usar el Heberprot-P, un medicamento que promete mucho en la cura de las úlceras propias del pie diabético, él respondió:

“En tiempos de la administración Bush se aprobaron tres medicamentos, se hicieron pruebas en laboratorios norteamericanos y al parecer no dieron resultado. Esta vez se solicita que la OFAC apruebe este medicamento.  Los productores del mismo y sus socios se gastarán unos dos o tres millones de dólares realizando pruebas en Estados Unidos, y ese dinero es bienvenido para la sociedad norteamericana. Si el medicamento funciona, tendrá un impacto en unas 70 000 personas a las que todos los años hay que amputar algún miembro a consecuencia de la diabetes. Y si no funciona, pues se gastará una suma de dinero aquí, para beneficio de nuestra economía. Si Cuba encontrara mañana un medicamento que cure el cáncer, yo no se lo negaría a Estados Unidos por castigar a Cuba”.

A otra pregunta sobre las personas preocupadas por los beneficios que ello traería también el gobierno cubano (¿?), dijo Joe:

“Mira, ya te dije. Si mañana me dicen que la salud de mi madre depende de un medicamento cubano, yo no dudaría en buscarlo por cualquier medio, y las personas que dicen que se muera mi madre… Yo no ayudo a Cuba, creo que tienen un problema serio, pero esto ya es una cuestión humanitaria. Fíjate, yo no sé si este medicamento va ser eficaz o no, pero de serlo tendrá un impacto para las personas que yo represento. Yo represento a cubanos que viven aquí, y ellos podrían necesitarlo”.

Cuando llegué a este punto de la entrevista, recordé que la posición de este senador norteamericano de origen cubano ya había sido exhibida, tema que también me motivó a escribir Maradona y Joe García, ¿al Comunismo?, un rótulo que terminé con este párrafo:

“Sin lugar a dudas, sendos ejemplo le colocan un puntapié a la multilateral guerra del Águila Imperial vs. nuestro Caimán Verde. Por ello, no encuentro desatinado pensar que en cualquier momento Maradona y Joe García sean acusados de convertirse al Comunismo por la extrema derecha internacional y sus secuaces del patio”.

Además, me llamó la atención el alegato del político de marras afrente a esta interpelación de Yadira: “Usted ha hablado a favor de la reconciliación de la familia cubana y de la sociedad civil en general. ¿Usted cree que llegaremos lejos financiando grupos no legales y sin mostrar respeto alguno por quienes gobiernan en Cuba?”.

Luego de precisar “Yo no quiero asfixiar a mi abuela, si de alguna manera eso saca a los Castro del poder. Si hay que matar a mi abuela para liberar a Cuba, pues me parece que va a durar mucho el régimen, porque no lo haré”, él razonó:

“Pudieran ser mucho más auténticos si el gobierno de Cuba les diera esos espacios, y no se los quitaran. La realidad es, la razón que…y soy arquitecto de esa ayuda, así que no lo escondo, porque si no fuera por esa ayuda, esta gente desapareciera. Yo me imagino que tú lo has visto también. Yo he visto los actos de repudio que les hacen a estas personas. Mira, el poder no es solamente la voluntad de la mayoría, y estos grupos que tú piensas que no son importantes, yo si pienso que son importantes”.

Precisamente a esta altura de la entrevista en cuestión, a mi mente brotó lo que redacté en Cuba: ¿Qué exhibe su “disidencia”? con el resumen que continúa: “Revelaciones entorno a Guillermo Fariñas, ligado al terrorismo, y José Daniel Ferrer, exponente de la delincuencia común”.

Por tanto, asumo que Joe García constituye una mezcla de certidumbre y desvergüenza, toda vez que el sentido común le lleva a abogar por el uso de un fármaco de la Isla en USA como elemental posición humanitaria y, al mismo tiempo, develar una singular ceguera al abrazar a esa “disidencia” que es una versión de maleficio en la Mayor de las Antillas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: