Festival de Cine de La Habana inicia hoy


Se trata de una historia de amores llenos de vehemencia y fidelidad, desde hace 35 años y con el mismo lugar de citas: La Habana, bajo el tímido efluvio invernal de diciembre y la magia del cine. El trigésimoquinto Festival del Nuevo Cine Latinoamericano comienza hoy en esta capital y hasta el 15 de diciembre, con una gala inaugural que permitirá apreciar la calidad de Gloria, la cinta chilena que deslumbró en la Berlinale a inicios de año.

En cifras, el evento habanero impresiona: 21 largometrajes de ficción; 22 mediometrajes y cortos de ficción; 21 óperas primas; 30 documentales; 31 animados; 25 guiones inéditos y 33 carteles.

Asimismo, se precia de la amplia participación del universo latinoamericano con Argentina, Brasil, Chile, Perú, Colombia, El Salvador, México, Uruguay, Venezuela, Puerto Rico, República Dominicana, Costa Rica, Ecuador, Bolivia, Panamá, y Cuba.

De tantos festivales de cine en el mundo, La Habana se arropa con vuelos altos en su 35 edición. No es una afirmación grandilocuente, porque su carácter multifacético lo confirma.

Pero el encuentro con el Séptimo Arte goza de una popularidad extraordinaria, su mejor carta de identidad. Las salas de cine abarrotadas, el ambiente de películas y farándula, se convierte en una constante en buena parte de la población capitalina.

Impresiona siempre a foráneos por esa suerte de fiebre que rinde culto, tal vez como en ninguna parte, al quehacer latinoamericano con una mirada de reojo a las producciones de otras latitudes, ahora con Hollywood, Alemania, España e Italia a la cabeza.

México con Heli, de Amat Escalante, laureada en la reputada cita de Cannes, y Club Sándwich, de Fernando Eimbcke, con reconocimientos en San Sebastián, sobresalen entre los candidatos a disputar los Premios Corales aquí.

También Argentina, con Lucía Puenzo (XXY) y Victoria Galardi (Cerro Bayo), quienes llegan con Wakolda y Pensé que iba a haber fiesta, respectivamente.

En el Festival de Biarritz, Francia, en 2010, sorprendió Bolivia con Zona Sur, un exquisito retrato de la realidad del país andino con una interesante propuesta de Juan Carlos Valdivia. El realizador se presenta en La Habana con YVY Maraey.

Llama la atención la brasileña Lucía Murat, quien fuera torturada por la dictadura, con Memorias cruzadas, y tiene empuje la venezolana Pelo malo, de Mariana Rendón.

Un prolífico mosaico de posibilidades para los ávidos espectadores de la principal urbe cubana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: