El mejor anteojo de sol según la forma de tu rostro


¿En qué cosas te fijas cuando te compras anteojos de sol? ¿En su marca, en si están a la moda o simplemente en si te sientes cómoda con ellos? Si tomas en cuenta cualquiera de estas cosas, significa que eres igual que la mayoría de las mujeres, que dejan de lado un factor muy importante para que este infaltable accesorio les quede perfecto: la forma de su rostro.


Sí, porque si tu cara es redonda, ovalada, triangular o cuadrada influye directamente a la hora de elegir el o los lentes que te acompañarán durante el verano, esto ya que según afirma José Pablo Pérez, profesional óptico de Rodenstock, para las mujeres los anteojos ya no son sólo un elemento para proteger su vista del sol, sino que con ellos buscan diferenciarse y destacar por sobre el resto. En otras palabras, hoy este accesorio marca su personalidad.

“La mujer tiende a tener más de un lente de sol, mínimo dos y hasta tres. Aunque hay algunas fanáticas que tienen cuatro o cinco que van cambiando en base a la ocasión, al tipo de ropa que llevan puesta o a la cartera (…) El hombre es un poco más ‘básico’ y habitualmente con uno está listo”, explica.

“Vienen en gran variedad de estilos, materiales y colores, y se trata de un accesorio importante que debería ir con el estilo de vestir de cada persona”, complementa la asesora de imagen Kareen Linna.

El problema es que cuando llega la hora de elegir entre los cientos de modelos que actualmente existen en el mercado, las mujeres se fijan en muchas cosas, menos en que el anteojo le quede bien a su rostro.

“Jamás una persona debe comprar un anteojo porque es lindo. Actualmente, hay varios que están en el número uno a la hora de los gustos de los clientes -como el estilo aviador (marcos metálicos y cristales ahumados) o el wayfarer (redondeado o de terminaciones cuadradas, con o sin cristales espejados)-, pero cada uno tiene que fijarse muy bien en cuál le acomoda según las dimensiones de su cara y el color de su piel”, sostiene José Pablo Pérez.

Una ayuda puede ser considerar los siguientes tips que entregan ambos expertos:

– Rostro redondo: en este caso lo que hay que evitar es que la cara se vea más grande, por lo que lo ideal son los lentes angulosos que encierran el ojo en una especie de cuadrado. “Geométricos y modernos, que hacen un pequeño contraste con la redondez de la cara”, apunta la asesora de imagen. Eso sí, se aconseja evitar los extremadamente rectos o de terminaciones muy filosas. Respecto a los marcos, no hay problema en que sean gruesos o de formato XL.

– Rostro ovalado: como ésta es la forma de cara más “perfecta”, la mayoría de los modelos le quedan bien, por lo que pueden experimentar siempre y cuando el tamaño del accesorio que elijan sea proporcional a las dimensiones tanto de su rostro como de su cuerpo. “El tamaño de los lentes debería ir con el del rostro. Para los pequeños, quedan bien los modelos pequeños y medianos. Para los grandes, los diseños de tamaño más grande. Por ejemplo, para los rostros muy delgados, los populares modelos ‘aviador’ suelen quedar demasiado grandes”, dice Kareen Linna.

– Rostro triangular: para éste lo ideal es optar por anteojos cuadrados o redondos, con marcos anchos y gruesos, y algún detalle de color o diseño.

– Rostro cuadrado: en este caso lo indicado son los lentes redondeados -¡no redondos!- u ovalados, y con marcos delgados, de manera que suavicen la forma de la cara.

El color de la piel y los cristales

Otro factor importante de tomar en cuenta a la hora de elegir un anteojo de sol, es el tono de la piel. “Es un tema netamente estético en el sentido de que depende de cuánto quiere la persona destacar el lente”, afirma José Pablo Pérez. De esta manera, una persona de tez clara que desee resaltar el accesorio, debe optar por uno muy oscuro; y si quiere que éste pase más desapercibido, por uno en tono claro. Lo mismo ocurre con una persona más morena: en ella un anteojo blanco destacará mucho más que uno negro.

“Es algo súper personal, depende de lo que se quiera lograr al usar el lente. Si quiere que se note harto, tiene que buscar colores que contrasten absolutamente con el rostro”, añade Pérez.

“Los tonos básicos quedan bien a todo el mundo”, complementa la asesora de imagen, y agrega que si a una persona le vienen los colores cálidos, puede aventurarse con tonos más vivos como amarillo, naranjo, rojo o verde. Asimismo, recomienda el dorado para las pieles más morenas, y los plateados, azules, violetas y grises para las más blancas.

“Hay que probar todo tipo de modelos y colores. Se puede tener más de un par, unos lentes más formales para el día o para combinar con la ropa de trabajo, y otros para el fin de semana. Se puede tener modelos más coloridos y divertidos para combinar, por ejemplo, con el traje de baño y para ir a la playa”, asegura.

En cuanto al color de los cristales, José Pablo Pérez afirma que su elección depende del tipo de visión que quiera tener la persona, pero también del look que ésta busque. Sin embargo, hay tonos que, ópticamente hablando, son más óptimos que otros.

“El mejor color para un lente de sol es el gris, porque reduce más la luz y altera menos la visión de los colores normales. Luego le sigue el café y por último el verde”, señala, y agrega que los cristales espejados también son una buena opción.

“Se recomiendan mucho para los deportes náuticos o para la nieve, porque generan una protección un poco mejor. También se pueden usar en la ciudad, pero eso ya depende del look que la persona quiera lograr con su lente”, concluye.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: