Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart, intolerantes ante la eliminación del bloqueo a Cuba


Por: Percy Francisco Alvarado Godoy
Los congresistas de la mafia cubano americana, caracterizados por sus corruptelas y por extemporáneas posiciones de línea dura, Ileana Ros-Lehtinen y Mario Díaz-Balart, la tomaron esta vez contra el  exgobernador de Florida, Charlie Crist, quien cometió el “delito” de abogar por el levantamiento del criminal bloque contra Cuba. 
No le perdonan a Crist, quien se cambió de una posición ultraderechista –antes fue gobernador por los republicanos y candidato independiente al Senado en el año 2010-, a enarbolar la bandera demócrata, que haya cambiado su percepción política con respecto a Cuba. Antes había permanecido en las mismas posiciones retrógradas de abogar por el endurecimiento del bloqueo y torpedear los viajes a la Isla, posición afín a la de la Lehtinen y Mario Díaz-Balart.
El asunto en cuestión comenzó con unas declaraciones de Crist hechas por el exgobernador en el programa de HBO Real Time with Bill Maher, donde se atrevió a decir lo siguiente: “El embargo no ha logrado nada en más de 50 años para cambiar al régimen en Cuba”. (…)  “Para mí resulta obvio que tenemos que movernos en otra dirección y levantar el embargo”. Eso encendió la chispa de descontento entre los mafiosos de línea dura. Como gobernador republicano, entre 2007 y 2011, Crist respaldó las sanciones estadounidenses a Cuba y firmó una ley estatal para aumentar los costos de las agencias que reservan viajes a la Isla.
Las airadas reacciones de los mafiosos en el Congreso son evidencias de ya un marcado encontronazo entre las posturas tradicionales de la ultraderecha ideológica con una nueva derecha más conciliatoria en los asuntos referidos a Cuba, la que trata de buscar la forma de un acercamiento –sobre todo económico y comercial, así como promover los intercambios entre intelectuales, científicos y culturales, como una vía para propiciar una transición política en la Isla. En realidad, es una contradicción entre los que aún apuestan por el garrote y los que ahora lo hacen por la zanahoria, defendiendo  más que todo los intereses económicos que la buena fe.
Crist no es simplemente  un sincero interesado en acercar pueblos, sino más bien un partidario de una doctrina más inteligente: derrotar el socialismo cubano mediante la introducción del capitalismo y sus patrones ideológicos. Por ello, proclamó sin tapujos: “Si queremos llevar la democracia a Cuba, tenemos que alentar los valores americanos y las inversiones allí, no bloquearnos a nosotros mismos y dejar que la influencia la tenga China”.
También prima en él la intención de buscar salidas a la propia crisis que vive la economía floridana como parte de la gran debacle que afecta a EE UU. Eso lo precisó claramente, al decir: “Sin embargo, la realidad es que ninguna economía estatal está más afectada por la política de Estados Unidos hacia Cuba que la economía de la Florida”. (…) “Cambiar esta política para permitir que agricultores, fabricantes y la industria de la construcción de la Florida venda productos y servicios en Cuba, impulsaría la economía de la Florida y ayudaría a las empresas a crear más empleos en nuestro estado”.
La arremetida contra el atrevido Crist no se hizo esperar en un escenario de intolerancia y ultra conservadurismo. La Lehtinen calificó de vergonzosas sus declaraciones, al igual que lo hizo Mario Díaz Balart, pares republicanos.
Lo cierto es que ambos detractores de Crist se encuentran ahora envueltos en sonados escándalos. La Lehtinen se ha visto comprometida en un caso de corruptelas relacionado con los prófugos banqueros ecuatorianos, los hermanos Isaías, de quienes recibió sumas de dinero con el fin de que se evitara su extradición a su país, donde son requeridos por fraude millonario. Por su parte, Díaz-Balart se sabe que presionó a la Casa Blanca para que el dinero destinado para la subversión en Cuba no fuera repartido directamente por la USAID, procurándose él mismo tener acceso a esas partidas, lo que se confirma por Tracey Eaton en su blog, en un trabajo titulado Source: Miami foundation has “tremendous impact” (1)
Lo evidente es que esta arremetida contra Crist por sobre el tapete dos cuestiones esenciales: 1) poco a poco se ha ido debilitando la posición intolerante con respecto a Cuba y el rol de censores de los tradicionales mafiosos en el Congreso y 2) se están abriendo paso nuevos enfoques con respecto a la eliminación del bloqueo contra Cuba –posición no toda plagada de buenas intenciones, pero que resulta más adecuada a los nuevos tiempos y realidades-, lo que hace más heterogénea la percepción política del tema cubano en EE UU.
A los intolerantes, como dijera el poeta y prosista español, Antonio Machado, no les queda otra cosa de mostrarse tal como son y cuál es su forma de actuar: “Es propio de hombres de cabezas medianas embestir contra todo aquello que no les cabe en la cabeza.”

– See more at: http://percy-francisco.blogspot.com/2014/02/intolerantes-ante-la-eliminacion-del.html#sthash.jtZ8y85w.dpuf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: