Primero de Mayo: Yo palpité en el corazón del pueblo cubano


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por: María Carla González*

Sentada en un contén de la céntrica Avenida Paseo, junto a un grupo de amigos, entre los cuales se encontraba Georkis, un minusválido, esperé con ansias el amanecer de este Primero de Mayo. Estábamos allí desde las cuatro de la madrugada, queríamos ser de los primeros en desfilar por la Plaza, aunque debimos hacerlo en el bloque del cierre.

Portábamos carteles alegóricos a la fecha, como tantos otros sentados o transitando a nuestro alrededor; pero nuestros carteles eran diferentes…

Estuvimos dos días pensando, ideando iniciativas acorde con nuestros tiempos, que expresaran la alegría y el apoyo de nosotros, los jóvenes cubanos, a la Revolución. Finalmente se nos ocurrió escribir frases cotidianas y humanistas, que hablaran de nuestros más sinceros y genuinos pensamientos; el resultado, hermosos carteles con el texto: “Yo amo a Fidel, Amo a la Revolución y Cuba te amo” hasta pedimos prestado un texto de la canción de Silvio Rodríguez El Necio “yo me muero como viví, en Revolución, con las ideas de Fidel y de Martí”. Así expresamos que La Revolución Cubana es ante todo humanista, reafirmando ante el mundo que su continuidad y la preservación de sus conquistas están garantizadas.

Los demás participantes elogiaron nuestra creatividad. Varios extranjeros entre ellos europeos, latinoamericanos, asiáticos y hasta un norteamericano tomaron fotografías de Georkis que asistió al desfile en su sillón de ruedas, y expresaron su apoyo y confianza en la Juventud Cubana.

Uno de ellos, visiblemente emocionado, nos manifestó: -“Cuba es el faro luminoso de las causas justas, ustedes tienen el camino abonado, mantengan su legado”, respondimos a coro -¡seguro! Aquella frase me pareció tan sentida que la anoté.

Nos sentimos como soldados de Girón o de Cangamba porque aunque no participamos en dichas batallas por razones obvias, esta es la batalla que nos toca. Protagonizamos una marcha de reafirmación patriótica en un contexto caracterizado por las campañas enemigas, fundamentalmente de Estados Unidos que intentan desacreditar la dirección de nuestro país y las transformaciones políticas, económicas y sociales que implementamos. Los ejemplos más recientes los tenemos en el proyecto subversivo “ZunZuneo” y la inclusión, una vez más, de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Nos pusimos en movimiento, mi subconsciente trató de descubrir a Fidel en la tribuna presidencial como acostumbraba años atrás. Allí estaba Raúl justo delante de la estatua del Apóstol, saludándonos con su brazo derecho. Le dediqué una gran sonrisa de agradecimiento por ser garante de mis derechos humanos y alcé mi puño izquierdo en señal de batalla.

Yo estuve en el desfile por el Primero de Mayo, palpité en el corazón del pueblo cubano y marché por las bondades de esta Gran Revolución que dijo basta y echó a andar… y andará.

————————————————

 @Santamambisa

*Editor del blog La Santa Mambisa

Publicado el 05/02/2014 en Cuba, Derechos Humanos, Política, Sociedad y etiquetado en , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: