Tributo a José Martí


martPor: María Carla González

A 119 años de su muerte, rindo tributo al Apóstol de la Independencia de Cuba, a partir de aspectos poco divulgados de su infancia y ese 19 de mayo de 1895. Según recoge la Historia, existieron varios elementos coincidentes entre acontecimientos de la niñez y la muerte de José Martí.

En una carta escrita a su madre desde la finca Hanábana, con nueve años, el primer elemento paisajístico que menciona es un río. Precisamente, Martí cayó en combate un día lluvioso después de cruzar el río Contramaestre que estaba crecido. En la misiva, también comenta sobre el primer caballo que le fuera regalado. Martí solo recibió como regalo dos caballos en toda su vida. Baconao, su segundo caballo, le fue obsequiado por el General José Maceo, quien tenía en alta estima al Apóstol. Este fue el último caballo que montó.

angel custodio

Iglesia del Santo Ángel Custodio

Una segunda coincidencia está relacionada con su bautismo. José Martí fue bautizado en la Iglesia del Santo Ángel Custodio, ubicada en la Loma del Ángel, en La Habana, el 12 de febrero de 1853. Murió en el combate de Dos Ríos acompañado por un joven nombrado Ángel de la Guardia. Curioso, la palabra Ángel se repite en su bautismo y en su momento final. El Señor obra de formas misteriosas.

Martí amó a Cuba y se entregó para salvarla, toda su vida y obra giró entorno a este objetivo supremo y… creyó sin límites como reza en la primera carta del Apóstol San Pablo a los Corintios (1Co12, 31-13, 8a). Así lo expresó en la Carta a Gonzalo de Quesada el 1ro de abril de 1895: “En la cruz murió el hombre un día: Pero se ha de aprender a morir en la cruz todos los días”.

José Martí, cual hicieran antaño los Apóstoles de Jesús predicando el Evangelio por todo el mundo, emprendió un largo viaje diseminando sus ideales sociales y políticos, por sobre todo, humanistas, fortaleciendo la unidad de los cubanos para luchar por lograr la independencia de su patria  y la integración de la gran nación Latinoamericana.

El ángel

(José Martí – Sara González)

Ayer una voz del cielo
en mi pecho resonó:
–¿Viste algún ángel en el triste suelo?
y respondí que no.
Más tarde te he conocido,
y al conocerte, te amé,
y en raudales de amor se han embebido
mi esperanza y mi fe.
También una voz del cielo
hoy ha resonado en mí:
–¿Viste algún ángel en el triste suelo?
¡y respondí que sí!

Publicado el 05/19/2014 en Cuba, Interesante, José Martí, Religión, Tu opinión cuenta y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: