Pancho Céspedes: buena comida y música para el alma (entrevista)


El cantante y compositor Pancho Céspedes, nacido en Santa Clara, cantará en el Festival Leo Brouwer de Música de Cámara, del 26 de septiembre al 12 de octubre.
Pancho se presentará en la inauguración del Festival, el sábado 27 de septiembre a las 9 p.m., en un concierto titulado “Dónde está la vida”. El festival tiene otros muchos invitados de honor, entre los cuales se encuentra el argentino Fito Páez, que actuará el miércoles 1ro de octubre con la Orquesta de Cámara de La Habana, dirigida por Daiana García y con orquestaciones de Leo Brouwer. Esto también será en el teatro Karl Marx.
También participarán ilustres músicos de concierto, como Jordi Savall, de España; la flautista Niurka González y el ballet Lizt Alfonso, de Cuba; Carlos Prieto, de México; Henning Kraggerud, de Noruega y muchas figuras más.
Afortunadamente a Pancho, quien estuvo muy indispuesto de salud, lo encontré muy animado, con unas libras de menos y muy bien atildado. En conversación íntima, me reveló que esta era la gran oportunidad que esperaba para cantarle a su público cubano. Gracias a la ayuda de Leo Brouwer, estará como figura central en el Festival.
—Pancho, ¿estás muy nervioso con este concierto del 27 de septiembre en La Habana?

Estoy tratando de ir perdiendo los nervios para este concierto que es para mí un verdadero acontecimiento.

¿Deseabas mucho esta oportunidad?

Lo que más deseaba, gracias a Dios, a la vida y a los orishas. Trataré ahora que no se aburran de mí.

—¿Cómo conociste a Leo Brouwer?

Fue de una manera muy graciosa, en México una de sus hijas de 3 años, Cristina, una vez le dijo la expresión de la “vida loca, loca, loca”. Andando el tiempo yo estuve en
una fiesta donde estaba Leo y me contó la anécdota. Leo es uno de los artistas que más respeto, me hace sentirme artista, está a la altura de los grandes del mundo de la composición mundial.

—¿A qué te dedicas ahora, sigues teniendo negocios, algún café?

Ya no tengo nada, antes compartía mi vida entre La Florida, España y México. Aunque mi mente siempre ha estado en mi Cubita, esto es lo más grande de la vida. Lo que más disfruto en la vida es escribir canciones con sentimiento y corazón. Estoy solamente dedicado a mi canto y mis composiciones. Me encuentro ahora divorciado, vivo solo hace doce años, me visita a veces alguna libélula.

—¿Eres uno de los últimos filineros bohemios?

Desde chico jugaba a ser artista, a cantar, en mi adolescencia iba a bares y cantinas, donde estuviera la gente del feeling. Yo también quería ser como José Antonio Méndez, Portillo de la Luz.. Fui muy amigo de Elena y de los filineros. Con Elena canté muchas veces, hay una foto mía en la revista “Salsa Cubana”, donde estamos juntos en un aniversario del Café “El Gato Tuerto”, ese Club tan popular del Vedado, en La Habana. Todos los que amamos la canción somos deudores de Elena.

—Recuerdo tus primeros pasos en la canción, vamos a hacer memoria de aquellos tiempos de 1991, en momentos tan difíciles para los cubanos

En ese año viajé por primera vez a Islas Canarias con un grupo de Pucho López, después canté con la Orquesta Cubana de Música Moderna donde hice conocer mis composiciones. Con ellos comencé a viajar por primera vez a México, esos fueron mis días de consagración.

—¿Cómo fue tu contacto con Luis Miguel en México?

Luis Miguel se encontraba seleccionando el repertorio para su disco “Aries”. De manera mágica llegaron a él dos temas a elegir uno y esa elección fue “Pensar en ti”, se estrena en el festival Viñas del Mar de Chile. Fue lo que me lanzó, me catapultó a la popularidad. En aquellos momentos fue entre las canciones interpretadas por Luis Miguel, una de las más escuchadas en Cuba.

—¿Luis Miguel hizo algo por ti?

Me sirvió de padrino con la disquera Warner Music que firmó en exclusiva cuatro temas míos. Me sentí, de pronto, tocado por la magia del triunfo, los caminos comenzaron a abrirse. El éxito estimula la creación. Me dispensaron en su momento atenciones de estrella.

—¿Qué músico cubano tuvo relaciones de trabajo contigo?

Aneiro Taño, hijo del director de orquesta Tony Taño, muy conocido en Cuba hace años.

—¿Qué pasó con  tu disco “Vida loca” en su salida en México?

Causó furor, fue un éxito internacional. Utilizo mucho la cadencia melodramática, llena de luz. Trato de llegar al alma de la gente, enamoro a la gente. Siempre he tenido buena respuesta.

—¿Cuántos discos tienes?

Diez discos, aunque las disqueras están desapareciendo, el Internet las ha matado.

—¿Tienes mucha inclinación por Bola de Nieve?

Le dediqué un disco y ahora en Cuba cantaré algunas de sus canciones llenas de embrujo. Yo ando en su misma cuerda

—Se sabe que eres buen cocinero

Hago el mejor pollo bañado con cerveza, receta que no revelo. No me gusta la comida mexicana, tiene mucho picante, me perjudica, aunque tienen una comida muy rica y tradicional. En La Habana, cocinaba por las noches cuando llegaba tarde. Me gusta el pollo al ajillo, la fabada asturiana, el flan cubano y el buen vino. Esa es mi vida: la buena comida y la música.

Tomado de Radio Habana Cuba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: