#DDHHCuba: Libertad Religiosa


cuba ddhh libertad religiosaPor: Maria Carla González

En una fecha tan significativa para nuestro país y cansada de escuchar tanta manipulación de un lado y argumentos sobre los derechos elementales potenciados en Cuba del otro, me gustaría desde mi blog reflexionar sobre un derecho poco mencionado, el Derecho a la Libertad Religiosa.

Como se conoce, la característica distintiva de la creencia religiosa en Cuba es la mezcla de múltiples manifestaciones conocida como sincretismo religioso, surgido y fomentado en el decursar de la   Historia de Cuba donde se fusionan fundamentalmente la religión católica proveniente del Viejo Continente y el espiritismo del Continente Negro.

A pesar, de que ninguna religión caracteriza al pueblo cubano en particular, existe algo que pudiera llamarse fé y que el argor popular sintetiza con ese refrán de “el que no tiene de congo tiene de cabaralí” cual no es otra cosa que una profunda religiosidad popular respetada y apoyada por un proceso revolucionario que excede los 55 años de edad.

Y aquí deseo detenerme, en la libertad religiosa en la Revolución cubana, pero no lo voy hacer desmintiendo cada patraña que al respecto se ha dicho sino sintetizando un grupo de ideas básicas:

  • En Cuba existe una amplia libertad religiosa, reconocida, respetada y garantizada por el Estado, donde este no subvenciona ninguna institución religiosa ni interviene en su funcionamiento interno y donde todas gozan de igual consideración.
  • Todas las instituciones y organizaciones religiosas desarrollan, con total independencia  y autonomía en relación con el Estado sus actividades en cualesquiera de sus modalidades sin ningún  tipo de limitación, mientras se respete la legalidad.
  • La discriminación por motivo de creencias religiosas está proscrita y es sancionada por la ley como cualquier otra exclusión lesiva a la dignidad humana.
  • Las creencias religiosas no limitan los méritos y capacidades de las personas para acceder a los cargos y empleos del Estado, de la Administración Pública y de la producción y los servicios.
  • Un religioso puede pertenecer a las FAR y al MININT, nadie recibe menor salario por su creencia religiosa ni se le prohíbe el acceso a la educación, la salud o el deporte gratuitos en mi país.
  • Usted puede cambiar de religión cada vez que lo desee o decidir no tener ninguna creencia.
  • En Cuba nadie es segregado por profesar una religión.

En conclusión, ser cubano no discrimina entre católico, protestante o santero. La Revolución Cubana es esencialmente Humanista y el Hombre es su centro. Garantizar y velar por la libertad religiosa para salvaguardar la dignidad plena del Hombre fue una de sus metas y es hoy uno de sus logros.

 

 

 

 

Publicado el 12/10/2014 en Derechos Humanos, Religión, Tu opinión cuenta y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: