Nunca más


Se nota la intención en los avalistas de la contrarrevolución cubana de potenciar la figura de Antonio Rodiles, he leído incluso que pudiera ser el próximo presidente de Cuba. En mi caso, la primera vez que supe de su existencia fue puramente casual. Me encontraba consultando información en la red, cuando me tropecé con uno de sus debates en Estado de Sats, donde contaba con la presencia de profesionales del derecho en Cuba. No niego que de momento me pareció original, pues se comentaban cuestiones de interés para la ciudadanía y su conducción me resultó moderada, centrada y pudiera decir que inteligente. ¿Cuál no sería mi sorpresa, la siguiente vez que lo busqué y me encontré entre sus invitados a un funcionario de la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en La Habana? Decepción inmediata. ¿Qué cubano que se precie de patriota, se entrega vilmente a los intereses norteamericanos? Nunca más me pareció interesante lo que dice.

Luego supe, que este Físico – Matemático, formado en la Universidad de La Habana, es un engendro de la CIA (que evidentemente valoró sus “potencialidades”) y entonces sí me pareció, por lo menos coherente.

Pero al pueblo cubano no se le confunde tan fácilmente. Nadie que conozca un poco de la historia de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, se fiaría de las intenciones del Imperio hacia mi país, relaciones que datan de casi dos siglos, con un fuerte interés por parte de los círculos de poder norteamericanos, motivados por razones diferentes que se pudieran sintetizar en dos aspectos, que nada tienen que ver con la noble intención de garantizar el bienestar del pueblo de Cuba (no nos tendrían bloqueados económicamente)

En el plano político militar por su posición geográfica la Isla desempeña un rol estratégico para la seguridad y defensa del territorio norteamericano y en el plano económico la han codiciado por su clima, fertilidad del suelo y la existencia de importantes recursos naturales, así como los puertos y vías de comunicación por mar.

La historiografía nacional atesora valiosos documentos que revelan las apetencias yanquis sobre el archipiélago cubano, que van desde las maniobras políticas hasta el respaldo al desembarco del anexionista Narciso López en 1850. Posteriormente tenemos la conocida historia de la explosión del USS Maine que como se sabe fue usado como pretexto para intervenir en Cuba e impedir que se consumara el triunfo de los independentistas. Se apoderaron de la Isla con sus tropas y aplicaron los mecanismos de dominación necesarios para establecer una república neocolonial, con la figura de Tomás Estrada Palma, quien contó con el visto bueno de las autoridades norteamericanas. Los gobernantes posteriores tuvieron también como denominador común su entreguismo a los intereses imperiales.

Situación que cambió a partir del 1ero de enero de 1959 con el triunfo de la Revolución y que dio continuidad a la política agresiva de los EEUU. Apenas instalado en el poder, el gobierno revolucionario inició el desmantelamiento del sistema político neocolonial. Se disolvieron los cuerpos represivos y se garantizó a los ciudadanos, por primera vez en largos años, el ejercicio pleno de sus derechos. La administración pública fue saneada y se confiscaron los bienes malversados. La victoria revolucionaria del primero de enero de 1959, puso fin para siempre a los regímenes al servicio de Estados Unidos.

El triunfo de la Revolución Cubana constituyó una de las derrotas políticas más humillantes que han sufrido los Estados Unidos a lo largo de toda su historia como gran potencia imperialista. Como consecuencia directa de ello, el diferendo histórico entró en una etapa de confrontación más aguda, que se ha caracterizado, por parte de los gobiernos de los Estados Unidos, por la aplicación de una inhumana política de hostilidad y la realización de agresiones de todo tipo con el objetivo de destruir la Revolución. Nunca han cejado en su empeño de apoderarse de Cuba y para ello hacen lo que haga falta, y buscan constantemente a los Rodiles o lo que es lo mismo a los Estrada Palmas.

Pero que quede claro, estos personajes  NUNCA MÁS, encontrarán un espacio entre los verdaderos patriotas cubanos.

Amalia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: