Activistas estadunidenses visitan Cuba


La reconocida pacifista estadunidense,  Ann Wright,”como coronel retirada y ex diplomática”, pidió hoy en La Habana disculpas y perdón a los cubanos por las acciones norteamericanas en la prisión.

Más de un centenar de activistas de derechos civiles, raciales, pacifistas y comunitarios de Estados Unidos llegaron a Cuba, el primer grupo grande de ciudadanos de ese país en visitar la isla luego de que ambas naciones iniciaran un proceso de normalización de las relaciones.

“Es una muestra muy importante de cuánto nos importa el comienzo del final del bloqueo”, dijo a periodistas Medea Benjamin, cofundadora de la ONG Codepink, que coordinó el viaje de 148 personas a Cuba. “Que no ha beneficiado ni a los cubanos, ni a los estadunidenses”.

El grupo está integrado por personas de más de la mitad de los estados de Estados Unidos, como la coronela retirada Ann Wright.

“Como coronel retirada y exdiplomática quiero pedir disculpas y perdón al pueblo cubano por las acciones norteamericanas que han dado un significado tan doloroso y tan negativo a Guantánamo”, dijo Wright en rueda de prensa.

Wright, quien renunció en 2003 a su puesto en el Departamento de Estado por su desacuerdo con la guerra de Irak, integra una delegación de 148 estadunidenses que viajaron a Cuba convocados por Code Pink (Código Rosa), una organización pacifista y de lucha por la igualdad racial y de género, que dirige Medea Benjamin.

 “Estamos del lado del pueblo cubano para que cierren la prisión y que se acabe el bloqueo de una vez y por todas”, añadió Wright, refiriéndose al embargo que Washington aplica contra la isla caribeña desde 1962.

 Subrayó que lleva “siete años protestando contra la prisión (…) y reclamando que sea cerrada”, pues “fue una idea y un hecho equivocado desde que comenzó”.

Benjamin explicó que el viaje fue organizado inmediatamente después de que los presidentes Barack Obama y Raúl Castro hicieron el 17 de diciembre el histórico anuncio de que ambos países restablecerán relaciones diplomáticas tras medio siglo de desencuentros.

“Decidimos viajar para mostrar la importancia que ese acercamiento tiene para nosotros” y “queremos hacer una fuerte demostración de cuánto nos importa el comienzo del final del bloqueo”, agregó Benjamin.

 El 28 de enero, al hablar durante la cumbre de la CELAC en Costa Rica, Raúl Castro dijo que la restitución del control sobre el territorio que ocupa la base de Guantánamo constituye un paso necesario para la normalización de las relaciones con Estados Unidos.

 Un día después el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo que Obama “piensa realmente que la prisión de la base de Guantánamo debe ser cerrada. Pero la base naval no es algo que deseemos cerrar”.

El viaje, que se denominó To Cuba With Love (A Cuba con Amor) concluirá el 15 de febrero y durante su estadía el grupo visitará desde fincas organopónicas y centros educativos universitarios, hasta hospitales y proyectos culturales. El programa de las actividades contempla un encuentro con la directora general para Estados Unidos de la cancillería cubana, Josefina Vidal y otro con el dirigente y ex presidente legislativo Ricardo Alarcón.

Vidal fue quien encabezó las conversaciones con la subsecretaria de Estado para América Latina Roberta Jacobson que tuvieron lugar a finales de enero, las primeras de las partes para la normalización de las relaciones diplomáticas –incluyendo la apertura de una embajada– y posteriormente de los nexos bilaterales.

El presidente cubano Raúl Castro y su colega Barack Obama hicieron el 17 de diciembre de 2014 el histórico anuncio de un relanzamiento de los vínculos, rotos hace más de cinco décadas cuando al triunfo de la revolución en la isla y Washington comenzó a aplicar sanciones para presionar un cambio de modelo en la nación caribeña.

Obama flexibilizó las sanciones permitiendo más viajes de estadunidenses, más remesas y permisos para la exportación de algunos productos a la isla, pero la subsecretaria Jacobson dijo que su gobierno no piensa cambia su objetivo estratégico de lograr cambios en el modelo de la isla.

Castro por su parte exigió a Estados Unidos levantar las sanciones, entregar el área que ocupa la Base Naval de Guantánamo y otorgar una compensación como parte del camino a una normalización de las relaciones entre ambas naciones que actualmente negocian un relanzamiento de sus nexos diplomáticos.

(Con información de jornada.unam.mx cubasi.cu)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: