Cuba: Patinaje sobre el hielo en el Malecón Habanero


Malecón Habanero. Foto: Alberto E. / Cubadebate

Ayer paseaba en la noche por el Malecón, recorrí el tramo de Prado a Belascoaín, mientras disfrutaba del viento y la alegría de los que allí se reúnen para pasar un rato agradable. Caminaba al tiempo que escuchaba conversaciones, canciones, pregones y hasta danzas; iba observando la arquitectura, una mezcla de antaño y modernidad.

Este ambiente impregnado de genuina cubanía, me hacía recordar las confesiones de Jesús, mi amigo de la secundaria que emigró a Francia y que recientemente regresó a visitar a la familia y los amigos cuando le propuse un encuentro con algunos de nuestros compañeros de aula en este lugar, melancólico nos expresó que sentarse a compartir en el Malecón era una de las cosas de Cuba que más extrañaba, este mismo criterio lo he visto en Facebook varias veces expresado por cubanos emigrados; pero el sentimiento te sobrecoge cuando alguien cercano te lo confiesa y te abraza.

En fin, la pasé genial y precisamente hoy me desperté con la Maravillosa noticia de la próxima instalación de una pista de patinaje sobre hielo (material similar) en mayo en Malecón y Belascoaín con motivo de la XII Bienal de La Habana. Pretendo agarrar un puñado de muchachos de la cuadra y a mis primos, hasta a los que ya dejaron de ser niños hace rato, incluyéndome, para disfrutar de esta experiencia. Por vivir en un país donde no cae nieve (por suerte para mí que no me gusta el frío) no acostumbramos a realizar este tipo de actividad; pero nadie puede negar que sería muy interesante. También me gustaría que la disponibilidad de la pista se extendiera en el tiempo y contemplara otras locaciones de la capital y del país, así mayor cantidad de niños podrían divertirse con ella, claro dependiendo de la factibilidad de los costos. Esta noticia me recordó a Dalila, mi vecinita de cuatro años que simula patinar en el pasillo de la casa y en cuanto piso se le asemeja a una pista de patinaje, las cuales sólo ha visto en los dibujos animados y le fascinan. A mi amigo Jesús también le gusta patinar y nos contó sus experiencias aquella tarde en el Malecón: cuantas veces se cayó y que así conoció a su esposa, recuerdo que todos lo escuchamos embelezados. Él habrá patinado en la nieve pero seguro le encantaría aprovechar la oportunidad de patinar en el Malecón.

Maria Carla

El artista newyorkino Duke Riley instalará una pista de patinaje sobre hielo en Belascoaín y Malecón, que se abrirá el 24 de mayo próximo durante la XII Bienal de La Habana. Por estos días en la capital cubana, Riley declaró en exclusiva a la AIN que le encanta estar aquí en la ciudad, con sus personas, y le interesa mucho cómo se interactúa en los espacios públicos. Por eso pondrá esa pista de unos 8.5 metros por 25 –tentativamente aunque puede variar su tamaño según las circunstancias– de unas láminas de un material que tiene las mismas características del hielo, pero no se derrite con el calor.

Mientras dure toda la Bienal piensa hacer varios eventos, como un partido de jockey o una discoteca de patinaje porque traerá unos 200 pares de patines y los pondrá a disposición de niños y adultos.

Su obra siempre está vinculada a la historia, para reflejarla o crear otras nuevas y por esa razón realizó una investigación sobre las pistas de hielo en Cuba.

Encontró que entre 1933 y los años 50 hubo una en el Palacio de Los Deportes, donde antes estuvieron las Playitas de Carneado, en la zona donde hoy existe la Fuente de la Juventud.

También supo que existió un equipo cubano de hockey nombrado Los Tropicales, el cual llegó a competir en una liga en Miami.

Como artista le gusta lidiar con el absurdo y por ello trae esa idea surrealista para La Habana porque aquí se conocieron y quedaron en la práctica deportes como el béisbol y, el fútbol y el hockey, pero el patinaje sobre hielo no pegó y quizá ahora lo haga.

También en los años 40 y 50 la Condesa de Revilla Camargo, en su palacete de El Vedado, durante las fiestas que organizaba con la nobleza local y europea, contrataba compañías estadounidenses de patinaje sobre hielo.

Considerado uno de los colombófilos mejores de Brooklyn, también informa que piensa hacer unos espectáculos con palomas y luces, que nunca antes ha realizado porque es muy difícil entrenar esas aves para que vuelen de noche.

En 2014 Riley realizó Comercio con el enemigo, consistente en una bandada de 50 palomas que volaron de La Habana a Cayo hueso, burlando la llamada Trading with the Enemy Act (Acta de Comercio con el Enemigo), con unos arreos en los que llevaban tabacos Cohíba y cámaras ligeras de video que testimoniaron todo el vuelo.

Sobre Cuba afirma que su relación será muy larga porque le gusta el lugar y sus personas.

Este artista ha realizado sus obras en muy diversos países y entre ellas sobresalen la réplica del submarino que mandó a construir George Washington para atacar a los barcos ingleses en Brooklyn. Para el futuro tiene varios proyectos con el Queen Museum, Brooklyn Museum y en el Museo de Cleveland, entre otros.

Fuente: Cubadebate

Un comentario sobre “Cuba: Patinaje sobre el hielo en el Malecón Habanero

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: