La Habana se mueve con el talento artístico universitario


La Habana se mueve con el talento artístico universitario

Por Yuniel Labacena Romero/Cubahora

Un talento “diferente” y de primera se mueve por las calles de La Habana. Son los protagonistas del 23 Festival Nacional de Artistas Aficionados de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), quienes durante una semana sacan a esta ciudad de su rutina habitual para imprimirle un matiz más cultural a ritmo de espectáculos de música, danza, teatro y exposiciones de artes plásticas, muestras de audiovisuales, análisis de obras literarias y otras sorpresas.

Luego de tres décadas, la capital de todos los cubanos acoge este trascendental evento que está llamado a convertirse, como es tradición, en una gran fiesta de las artes todas. Hacer realidad ese empeño es la misión de los 561 educandos en representación de 187 unidades artísticas de los centros de Educación Superior del país, que este domingo en medio de una gran algarabía “invadieron” la residencia estudiantil F y 3.a de la Universidad de La Habana, villa del Festival que lleva como lema “El arte que llevo dentro”, y se centra en la cultura latinoamericana y caribeña en el arte universitario.

Ayer, en medio de una pertinaz lluvia, se realizó —por la misma ruta de las tradicionales marchas de las antorchas, pero al revés— el desfile de cada una de las delegaciones participantes. Como develan las culturas indígenas, la lluvia es una buena señal y el agua nutre la siembra. Así que la cosecha de éxitos del Festival parece ser grandiosa.

En ese primer gran momento, las distintas comparsas del Movimiento de Artistas Aficionados de la organización estudiantil se unieron en un gran convite a la copiosa lluvia, para demostrar que nada puede impedir esa fuente de talentos y expresión de la riqueza espiritual que hay en las aulas. Desde la Fragua Martiana hasta la Colina Universitaria fueron los protagonistas del Festival inundando las calles de color y sonrisas, y sumando a cientos de transeúntes, quienes se dejaban arrastrar muy bien por la Comparsa de la FEU, cuyo medio siglo de vida celebra este Festival.

Bajo la cobija del Alma Mater y del rectorado de la Universidad de La Habana y desde uno de sus balcones, Gustavo Cobreiro Suárez, rector de la prestigiosa institución, y Jenniffer Bello Martínez, presidenta de la organización joven más antigua de Cuba, dieron la bienvenida a los delegaciones, las cuales hicieron gala de su talento y creatividad en cada rincón de la emblemática casa de altos estudios.

En la tarde comenzaron las diferentes competiciones en las manifestaciones de teatro, literatura y danza. En la noche la sala Avellaneda del Teatro Nacional fue escenario del estreno oficial del evento. Los premios de Oro de la edición anterior del Festival, celebrada hace dos años en Santiago de Cuba, y una parte de quienes hasta el próximo 11 de noviembre salen a darlo todo en pos de iguales lauros en las especialidades de danza, música y locución, fueron los protagonistas de esta primera noche.

Según Jenniffer Bello Martínez, presidenta de la FEU, asumir la cultura latinoamericana y caribeña como concepto sustenta el valioso compromiso de sentir y hacer por preservar, cultivar y defender en momentos complejos para nuestros pueblos las tradiciones, símbolos, identidad y soberanía de nuestra América, única manera posible de cultivar en los sentimientos populares los valores necesarios para hacer frente a la guerra simbólica y seudocultural que se libra en el presente.

No hay dudas de que es responsabilidad del estudiantado construir, socializar y proteger un verdadero gusto estético llevando la creación artística desde la universidad hasta la comunidad. Por ello, como aseguró la dirigente estudiantil, las jornadas del evento, son para defender también las esencias que han preservado y revolucionado la creación de la vanguardia artística y literaria de Cuba y Latinoamérica, como abono para hacer crecer a los jóvenes talentos.

Como este Festival es un regalo al estudiantado universitario y al pueblo habanero, que tendrá libre acceso a todos sus espacios, a sus presentaciones se suman también otras reconocidas instituciones como el Aula Magna de la Universidad de La Habana, la sala Adolfo Llauradó, la Galería L, así como la recién remozada Casa Estudiantil Universitaria. Allí tendrán lugar las principales competiciones del evento en los géneros de danza, música, teatro, literatura, audiovisual, artes plásticas y música de concierto.

En ese empeño de que la cultura siga siendo escudo y espada de la nación, diferentes actividades colaterales ocurrirán en los predios de la Cujae, el Instituto Superior de Diseño, la Universidad de las Artes y las áreas aledañas a la heladería Coppelia. Será un gran espectáculo para todas las personas interesadas en disfrutar del arte que nace en los centros de la Educación Superior del país.

Entre quienes tendrán la responsabilidad de premiar a los ganadores se encuentran varios premios nacionales de danza, de música, de edición, artes plásticas y cine; como Silvina Fabars, Digna Guerra, Ever Fonseca, Esteban Llorach y Fernando Pérez, así como otras personalidades como Enrique (Kike) Quiñones, director del Centro Promotor del Humor y Jorge Gómez, director del emblemático grupo Moncada.

De las universidades cubanas han salido muchos de nuestros grandes artistas y los festivales han sido la cantera para disímiles intérpretes que hoy gozan de un altísimo prestigio, como el cantante Waldo Mendoza, a quien su paso por esas lides le ayudó a encaminar su vocación definitiva por la música. Otros como el humorista Luis Silva, el grupo muscial Moncada o la actriz Eslinda Núñez, encontraron aquí su camino.

Por eso seguiremos apostando, dijo en declaraciones a Cubahora Alejandro Pérez, miembro del Secretariado Nacional de la FEU, quien aseguró que hoy por hoy lo que más vale y brilla en las universidades está en la 23 edición del Festival, una selección de lo mejor presentado en los eventos a los distintos niveles. “Seguiremos siendo una excelente cantera de creación y formación de talentos y aporte a la cultura local y nacional”, afirmó.

En todo ello se justifica que el movimiento de artistas aficionados de la FEU sea reconocido por el Ministerio de Cultura como el de mayor nivel y calidad en el país, avalado por su sistematicidad y proyección social. Decenas de sus unidades artísticas ostentan ya la categoría superior otorgada por jurados especializados del Consejo de Casas de Cultura. Que la magia de la danza, la música, las letras, las manifestaciones todas siga cosechando lauros universitarios.

 

Anuncios

Publicado el 11/08/2016 en Cuba y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: