“El VIH me cambió la vida”


Resultado de imagen de Dia mundial lucha VIH

Por Alina Mena Lott/CubaSi

Hoy gracias a la Revolución, a Fidel, a los científicos como Gustavo Kourí y actualmente al doctor Jorge Pérez, los pacientes con VIH tienen un alto nivel de sobrevivencia.

Cuba llega este 1 de diciembre al Día Mundial de Respuesta al VIH/sida con un 83 % de sobrevivencia entre las personas portadoras del virus de inmunodeficiencia humana. Lázaro es una de ellas.

Ahora no importa su nombre, sino su historia. Una vida que diez años atrás “tambaleó” por un hecho impactante. El análisis de serología dio positivo, y a partir de entonces vinieron las consecuencias.

De manera hipotética lo llamaremos Lázaro —lo mismo da— y diremos que vive en la capital del país, que tenía sexo con otro hombre, que tiene 47 años. Con esa presentación basta.

Brinda su testimonio de manera desinhibida. Ha pasado el tiempo y han sido tantas las preocupaciones, que hoy concibe el futuro. Antes no sabía si podría contar su propia historia.

¿Imaginaste algún día que serías portador del virus de inmunodeficiencia humana (VIH)?

“Llevaba una vida desordenada, pero jamás lo pensé. Fui al médico porque sentía dolor en los ganglios y una fiebre muy alta. A partir de ahí se desencadenó todo. Cuando aquello yo era el tutor, por decirlo así, de una persona mayor que era inválida y estaba encamada. Era mi vecina, me había visto crecer, se había quedado sin familia y me había pedido que la cuidara. Por eso, quizás, la noticia me sobrecogió.

“Solo pensaba en ella, ¿quién la cuidaría si yo enfermaba? La epidemióloga que me dio el resultado del análisis me dio aliento. Yo me empoderé, como dice el dicho; me sobrepuse”.

¿Tenías pareja en ese momento?

“Hacía diez años que vivía con mi pareja, pero ya teníamos problemas; nos tratábamos como amigos. Pero verdaderamente no nos protegíamos. Por lo tanto, él también tenía el virus. A partir de ese momento me cambió la vida por completo”.

Durante todo este tiempo, ¿cómo has podido sobrellevar el virus?

“Antes no me cuidaba, trasnochaba, no me alimentaba bien. Una vez detectado el virus me empezaron a atender en el IPK. Aquí mi médico de cabecera, creyó que —teniendo en cuenta mi edad y los resultados de un primer chequeo— podía esperar un tiempo antes de indicarme los medicamentos antirretrovirales.

“Le conté mi historia, la situación personal que yo afrontaba en la casa en aquellos momentos, donde hacía funciones de cuidador. Entonces me indicó los medicamentos para proteger mi organismo. Yo estaba muy desalentado, porque veía el fantasma de la muerte por todas partes.

“Así desde el año 2005 tomo los antirretrovirales; tres por la mañana e igual cantidad en la tarde. Ya no trasnocho, rara vez salgo de noche, pues tengo muy presente que las células CD4 en sangre son las preferidas por el VIH para reproducirse y eso ocurre sobre todo en horas de la noche y de la madrugada. Por otra parte, tengo dieta y me alimento bien”.

Eres un paciente controlado y ahora ayudas a los demás…

“Si, pertenezco a la Línea de Apoyo de Personas viviendo con VIH, antes me incorporé a los grupos de ayuda mutua. Hacemos actividades, excursiones, encuentros culinarios, nos reunimos, intercambiamos experiencias. Visitamos a todas aquellas personas que no consumen los medicamentos y, al respecto, realizamos una labor de convencimiento, pues muchos de estos se producen en el país y resultan muy costosos”.

¿Algún mensaje para quienes hoy viven con el virus?

“Que no se dejen derrotar, que se cuiden. Ya las personas no fallecen como antes, pues la ciencia ha avanzado. Hoy gracias a la Revolución, a Fidel, a los científicos como Gustavo Kourí y actualmente al doctor Jorge Pérez, este tipo de pacientes tienen un alto nivel de sobrevivencia.

“El Estado cubano ha hecho mucho por nosotros. No solo porque nos da los medicamentos de manera gratuita, sino porque nos considera, ante todo, seres humanos en igualdad de condiciones y derechos. En mi trabajo me respetan, consideran y ayudan. Eso no ocurre así en otros lugares y, por tanto, lo agradezco”.

Sobre el VIH

Datos recientes publicados en internet confirman que en Cuba en 30 años de epidemia de sida solo existe un 17 % de muertes. María Isela Lantero, jefa del programa nacional de prevención y control de las ITS/VIH/sida, señaló recientemente que durante estas tres décadas —y hasta el pasado 8 de noviembre— 26 mil 48 personas resultaron positivas a la infección por VIH, de las cuales viven 21 mil 544.

El índice de prevalencia del VIH/sida alcanza actualmente el 0,27 % entre la población cubana entre 15 y 49 años. Alrededor del 80 % de los casos son varones, y entre ellos, nueve de cada diez son hombres que tienen sexo con otros hombres.

Un dato significativo es que durante el presente año y el pasado, nuestro país mantuvo el cumplimiento de los indicadores que lo convirtieron en el primero en obtener una certificación de la Organización Mundial de la Salud por la erradicación de la trasmisión vertical de la sífilis y el VIH/sida de la madre al bebé.

 

 

Anuncios

Publicado el 12/01/2016 en Salud y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: