Archivos Mensuales: julio 2017

Medios españoles, preparando opinión pública para invadir a #Venezuela


Más de ocho millones de venezolanos (el 41,5% del total) votaron en la elección de los 545 miembros de la Asamblea Constituyente, según los datos de la Comisión Nacional Electoral. Para entender lo que supone que ocho millones de personas hayan votado, basta dar unos datos: En las elecciones presidenciales de 2012, Hugo Chávez obtuvo 8.191.132 votos. En 2013, Maduro superó los 7 millones y medio de votos, y en las parlamentarias del 2015 rondaron los 5,6 millones.

Nicolás Maduro celebró la victoria: “Tenemos una Asamblea Constituyente, ocho millones de votos en medio de amenazas es un éxito absoluto. Fue la mayor votación que tuvo la revolución bolivariana en 18 años, el pueblo dio una lección de valentía”, afirmó Maduro, ante centenares de partidarios que se concentraron en la plaza Bolívar, en Caracas.

La oposición por su parte se ha inventado la cifra del 12% para deslegitimar a los más de ocho millones de venezolanos que han ejercido su derecho al voto, y ha asesinado a 12 personas durante la jornada electoral, dejando además 63 heridos.

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Horas previas a la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela


Horas previas a la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela

 

La oposición venezolana tiene un objetivo político pero no cuenta con una estrategia para llegar a él. En este sentido, carece de estrategia porque su objetivo es, hoy por hoy, inviable. Aunque su leitmotiv -como pregonan sus dirigentes y repiten de forma acrítica los medios de comunicación nacionales e internacionales- radique en derrocar al Gobierno de Nicolás Maduro, el verdadero propósito consiste en enterrar para siempre cualquier tipo de alternativa contestataria al capitalismo neoliberal, consolidándolo en el imaginario colectivo como el único sistema posible. El Fin de la Historia de Fukuyama. El TINA (There is no Alternative; No hay alternativa) de Margaret Thatcher.

Este objetivo no se puede conseguir mediante unas elecciones. La derecha puede ganarlas, evidentemente, y desalojar al chavismo de la Presidencia de la República. Sin embargo, la alternancia democrática no sirve a los proyectos neoliberales, puesto que el chavismo quedaría en la oposición pero incólume como movimiento político: tendría dirigencia, militancia, implantación territorial, estructura, simpatizantes, etc. Es decir, continuaría siendo una alternativa que, tarde o temprano, volvería al poder mediante otros comicios.

La derecha demanda el apocalipsis. Tiene que conducir el país al caos para propiciar una salida violenta que le permita llevar a cabo sus planes. Un relevo electoral no la facultaría para aplastar al chavismo a través de ilegalizaciones, persecución judicial, represión, ostracismo civil y laboral para sus militantes. Necesita un derrumbe casi bélico para justificar acciones posteriores contra un chavismo previamente caracterizado como delincuencial o terrorista. Es decir, necesita generar tal caos para poder legitimar un accionar que, a priori, es contrario al libre juego de las instituciones democráticas que discursivamente afirman  defender.

El objetivo está claro, pero, ¿cómo llevarlo a cabo?

Lee el resto de esta entrada

Cada muerte desde el 6 de abril lleva el sello de Ortega Díaz


Todos los días desde el 6 de abril de 2017 nos estremecen noticias sobre gente que, directa o indirectamente, muere a causa de la violencia que se desató, con fuerza inusitada, los días siguientes al anuncio de la fiscal Luisa Ortega Díaz sobre la “ruptura” del hilo constitucional. Eso fue el 31 de marzo de 2017.

Algunos ingenuos pensaron, en análisis muy superficiales, que la cosa llegaría hasta allí. Otros celebraron el asunto creyendo que eso demostraba la “separación” de poderes y que la Fiscal estaría preñada de buenas intenciones.

Pero viendo más allá de lo que ella mostraba, no era muy difícil llegar a la conclusión de que ese sería el primer paso al frente para generar lo que vivimos en Venezuela actualmente: un choque de trenes, un choque de poderes que, apuntalado por las acciones de calle, busca generar ingobernabilidad y vender ante el mundo que Maduro preside un estado fallido. Ortega ahora se apoya en la Asamblea Nacional, después de defender la tesis del desacato y se cuadra con todos aquellos que combatió en el pasado. Pero en su interminable y aparente contradicción cuestiona al Tribunal Supremo de Justicia y pide anular las designaciones de lo magistrados que ella misma avaló. Ahora dice “yo no fui, fueron ellos, yo lo dije pero no me hicieron caso”. Hablamos de “aparente” contradicción porque llama la atención la insistencia en acudir a un poder que fue cuestionado por ella dos meses atrás. La Sala Plena es la que ventila los antejuicios de mérito y quizás ella tenga en ese cuerpo que reúne a los 32 magistrados el apoyo que necesita no sólo para anular la designación de los magistrados designados por ella misma y la AN de 2015, sino para intentar acciones más contundentes.

Lee el resto de esta entrada

México y Venezuela: sumisión e injerencia


Tomado de La Jornada

En un comunicado conjunto, las secretarías de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y de Relaciones Exteriores (SRE) informaron ayer, con respecto a las sanciones anunciadas por la administración de Donald Trump en contra de Venezuela, que el gobierno mexicano procederá en consecuencia, de conformidad con las leyes y convenios aplicables en la materia, y conminaron a Nicolás Maduro a restablecer plenamente el régimen democrático y el estado de derecho de manera pacífica. Por añadidura, las dependencias mexicanas dieron por buenas las acusaciones de Washington en contra de diversos funcionarios y ex funcionarios del gobierno de Venezuela en el sentido de que han menoscabado la democracia y los derechos humanos en dicho país y que han participado en actos de violencia, represión y corrupción.

Este nuevo posicionamiento oficial de las autoridades nacionales lleva demasiado lejos dos actitudes indeseables en el manejo de la política exterior: la sumisión al gobierno de Estados Unidos y la injerencia en los conflictos internos de Venezuela, cuya solución debe depender exclusivamente de los ciudadanos de ese país sudamericano.

Lee el resto de esta entrada

Disminuye mortalidad infantil en Cuba durante primer semestre del año


mortalidad_infantil1

Cuba alcanzó una tasa de mortalidad infantil de 4,1 por cada mil nacidos vivos al cierre del primer semestre del presente año, indicador que constituye una expresión del desarrollo social integral de la nación, sólo comparable con los que muestran algunos países del llamado primer mundo.

El diario Granma, en información publicada este sábado, cita al doctor Roberto Álvarez Fumero, jefe del Programa Materno Infantil (PAMI) del Ministerio de Salud Pública, quien destacó la consolidación del trabajo de las instituciones de sanitarias de la Isla que, entre otras acciones, promocionan la práctica de la lactancia materna, y la creación de bancos de leche humana, los cuales suman nueve en la nación.

Lee el resto de esta entrada

Un tablero de ajedrez ucraniano en Venezuela


¿Ucrania o Venezuela? Ucrania. Un niño camina por las calles de Kiev, el 17 de febrero de 2014. Foto: AP

Las mismas máscaras, la misma indumentaria y el mismo armamento en Ucrania y Venezuela. La diferencia es que el gobierno de Nicolás Maduro ha mostrado una sólida cohesión.

Por Ramiro Gómez

Más de cien días de violencia han vivido las calles de Caracas y algunas otras poblaciones venezolanas desde que la oposición decidió iniciar una escalada para hacer caer por la fuerza al gobierno de Nicolás Maduro. Lo que empezó con unas movilizaciones de militantes opositores para oponerse a una medida del Tribunal Supremo de Justicia -que establecía la ilegalidad de las acciones de la cúpula parlamentaria, que pretendía nombrar fuera de ley a magistrados del propio alto tribunal- derivó en escenas de violencia callejera que recordaron las acciones conocidas como Euromaidán, que acabaron en el derrocamiento en 2014 del presidente ucraniano Víctor Yanukóvich.

Las similitudes entre ambos eventos saltan a la vista y prendieron las alarmas tanto del gobierno venezolano como de gobiernos y movimientos políticos internacionales.

La prensa local y extranjera ha manejado los hechos como episodios de protestas y represión por parte de los cuerpos de seguridad, aun cuando las imágenes que recorren Internet muestran la operación de falanges de combatientes con una sofisticada organización bélica y uso sostenido de armas de fuego de fabricación casera, así como armas de guerra convencionales. Así ocurrió en la Ucrania de Yanukóvich, lo que comenzó como una serie de manifestaciones contra la decisión presidencial de suspender el acuerdo de integración con la Unión Europea, avanzó rápidamente hasta convertirse en lo que analistas denominaron una situación de “pre-guerra”.

Lee el resto de esta entrada

Trump en Venezuela: dichos y hechos


Trump en Venezuela: dichos y hechos

Por

Trump en Venezuela: El 17 de julio, la Casa Blanca declaró “que los EEUU están preparados para implementar fuertes sanciones económicas a Venezuela en caso de que el gobierno no decline en la convocatoria a la Asamblea Constituyente”.[1] Valen algunas consideraciones sobre estas sanciones, teniendo en cuenta la trayectoria del gobierno de Trump en Venezuela –que continúa con el intervencionismo propiciado por la administración Obama y que se ajustan a los pasos establecidos en Operation Freedom II -.[2]

Sobre las sanciones económicas

La mayoría de los medios afirman que el objetivo es golpear la economía venezolana, que depende en un 95% de los ingresos del petróleo, ya que el gobierno estadounidense podría “aplicar un paquete de sanciones sectoriales a PDVSA”.[3] Entre las posibilidades que se barajan, está la de prohibir cualquier transacción en de dólares con PDVSA. Esto afectaría no solo a la petrolera estatal venezolana, sino al mercado del petróleo a nivel mundial, a la vez que pondría en una situación complicada a EEUU, considerando que importa crudo principalmente de Arabia Saudita, Canadá y Venezuela. En efecto, desde hace tiempo se escuchan críticas al interior de EEUU respecto de esa medida, pues si bien desde el gobierno se plantea reemplazar el petróleo proveniente de Venezuela con reservas estratégicas locales, algunos empresarios del sector afirman que “el petróleo venezolano no es fácil de sustituir” y que “Venezuela podría limitarse simplemente a vendérselo a otro”[4], disminuyendo el efecto esperado por las sanciones.

Lee el resto de esta entrada

La CIA y la contrarrevolución en Venezuela


Por Atilio Borón

La sociedad capitalista tiene como uno de sus rasgos principales la opacidad. Si en los viejos modos de producción precapitalistas la opresión y la explotación de los pueblos saltaba a la vista y adquiría inclusive una expresión formal e institucional en jerarquías y potestades, en el capitalismo prevalece la oscuridad y, con ella, el desconcierto y la confusión. Fue Marx quien con el descubrimiento de la plusvalía descorrió el velo que ocultaba la explotación a la que eran sometidos los trabajadores “libres”, emancipados del yugo medieval . Y fue él también quien denunció el fetichismo de la mercancía en una sociedad en donde todo se convierte en mercancía y por lo tanto todo se presenta fantasmagóricamente ante los ojos de la población.

Lo anterior viene a cuento de la negación sobre el papel de la CIA en la vida política de los países latinoamericanos, aunque no sólo en ellos. Su permanente activismo es insoslayable y no puede pasar desapercibido para una mirada mínimamente atenta. Peso a ello al hablarse de la crisis en Venezuela –para tomar el ejemplo que ahora nos preocupa- y las amenazas que se ciernen sobre ese país hermano a la “Agencia” nunca se la nombra, salvo pocas y aisladas excepciones. La confusión que con su opacidad y su fetichismo genera la sociedad capitalista se cobra nuevas víctimas en el campo de la izquierda. No debería sorprender que la derecha alentara ese encubrimiento de la CIA.

Lee el resto de esta entrada

Que hable el pueblo venezolano


El País: Primero dice que la oposición se desinfla y luego que resiste


Pillado en flagrante delito de manipulación, el periódico desaparece de su portada la nota de AFP que reconocía el fracaso del paro opositor en Venezuela

El diario español El País publicó en su portada un titular menos sesgado políticamente que lo usual, donde reconocía el fracaso del paro nacional propuesto por la oposición para evitar la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, cuyos integrantes serán electos el próximo domingo.

“La prohibición de Maduro de manifestarse desinfla el pulso de la oposición en la calle”, decía el titular, que duró apenas unos minutos visible en la primera página y que remitía al seguimiento en vivo de los acontecimientos en Venezuela, durante el fracasado llamado opositor a la paralización de esa nación sudamericana.

Imagen capturada de la cuenta en Twitter de El País, donde en la noche de este viernes todavía se apreciaba el titular.

Lee el resto de esta entrada

Constituyente en Venezuela: La Revolución nunca fue tarea fácil


aaaa1 HzQT03CXEDlODYHZ6GGEzg

Tomado de Razones de Cuba/ Por Javier Tolcachier

El próximo domingo 30 de Julio el pueblo venezolano está convocado a elegir una Asamblea Nacional Constituyente para modificar algunos aspectos de la Constitución vigente. El presidente Maduro convocó a esta instancia a fin de dar solución a la creciente violencia instigada por una oposición cerrada a continuar participando en los mecanismos de diálogo y a la desestabilización económica alimentada por una manifiesta intencionalidad golpista.

En su discurso del 1° de Mayo — fecha conmemorativa con carga simbólica evidente y explícita — Maduro delineó las cualidades pretendidas por la Revolución Bolivariana para esta nueva convocatoria constitucional: “Constituyente ciudadana, popular, democrática, electa por el pueblo de manera directa, secreta. Democracia verdadera, participativa, protagónica.”

La composición que tendrá la Asamblea es acorde con esta idea directriz: 364 constituyentistas serán electos territorialmente (311 en representación de 354 municipios, 46 por los 23 Estados más siete por el distrito capital). En términos de voces sectoriales ocho serán elegidos por los pueblos originarios entre candidatos previamente ungidos por Asambleas comunitarias y generales en diez estados en los que residen sus comunidades. Por su parte, ciento setenta y tres constituyentes serán electos por los distintos sectores sociales: 5 empresarios, 8 campesinos y pescadores, 5 por las personas con discapacidad, 24 estudiantes, 79 trabajadores, 24 representantes de las Comunas — 1 por Estado — y 28 pensionadas o pensionados.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: