El “premio” para Almagro


Por Ana Hernández Hernández

En el “polilleo” que conlleva esta profesión, tropecé con el hecho de que hace solo unas horas el “flamante” Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luís Almagro, fue congratulado con el Premio FAES de la libertad por “defender la democracia en América Latina”.

Los argumentos que sustentan la entrega de este galardón a la figura de Almagro son casi un chiste, pero de bastante mal gusto, porque para nadie es secreto que este sujeto y todo el combo de la OEA, junto a la derecha Latinoamericana, solo buscan vender la Patria Grande al amo del norte para que estas riquísimas tierras vuelvan a convertirse en el patio trasero de los apetitos imperiales y en total menos precio a los habitantes del hemisferio.

Por supuesto que el enviado del diablo para atacar a Venezuela no desaprovechó tan “importante” reconocimiento para arremeter contra la patria de Bolívar y Chávez en pos de su llamada “democracia”, esa democraCIA que es la misma que le imponen sus amos desde la Casa Blanca.

Almagro homenajeado por luchar en virtud de la “democracia”, sin embargo mientras este personaje ataca el proceso de la Revolución Bolivariana, cierra los ojos ante las irregularidades electorales en Honduras y la violación de derechos humanos en esa nación centroamericana, de igual modo apoya al golpista Michel Temer, que con un boicot amañado por el sistema judicial del gigante suramericano, desbancó a la legítima presidenta Dilma Rousset, quien fue elegida por más de 54 millones de brasileños.

Almagro en sus desvelos “democráticos” por América también se pone anteojos oscuros  ante el  dictador Mauricio Macri en Argentina y todo el paquete neoliberal que ha aplicado contra ese pueblo, que incluye recortes contra los jubilados, despidos laborales,  a la vez que silencia a la prensa que no le hace el juego a sus propósitos.

Almagro premiado por su lucha en pos de la “democracia y los derechos humanos”, que es casi lo mismo que defender la igualdad y la equidad entre los seres, mientras el actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump en su verborrea racista, xenófoba y supremacista ataca a naciones latinas como El Salvador y Haití, y el uruguayo sentado en la máxima silla de la OEA vira los ojos hacia otro lado y ni por asomo condenó las groserías de su amo….! Bueno,  el pobre títere Almagro si lo hubiese hecho, hubiese perdido el empleo.

Un premio FAES de la “libertad” para el secretario General de la Organización de Estados Americanos, constituye un lauro para ese ente regional, el mismo que ha estado y está al servicio de las intervenciones de Estados Unidos en América Latina, basta recordar las invasiones  a Panamá en 1989; Nicaragua en 1979; República Dominicana en 1963; Guatemala en 1954, por solo citar algunos ejemplos, todas apoyadas por la OEA. “¡Grandioso  premio”. , ¡Bueno Dios los cría y el diablo los junta. ¡

Vea otras apariciones de la OEA en arremetidas imperiales contra la Patria Grande:

https://www.telesurtv.net/news/Intervenciones-de-EE.UU.-en-America-Latina-69-anos-de-lucha-20160916-0053.html

Así mismo en la agenda “democrática” de Almagro y en la de sus fetiches de la OEA, prevalecen los improperios contra la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), organización que surgió desde las propias venas de la América Nuestra, con el respeto absoluto a la diversidad en política, religión, solo lleva adelante los empeños de enarbolar  acciones comunes en bien de los pueblos, de esos pueblos que por más de 200 años han sufrido el saqueo de los riquísimos recursos naturales en la región. ¿Merece Almagro un premio a la democracia…? Es sencillamente irrisorio.

Mis líneas pudieran ser interminables, solo no puedo dejar de pasar por alto que un Premio que lleve los apellidos de “defender la democracia en América Latina”, y ese Premio se le entregue a semejante lacayo, al servicio del genocida gobierno gringo,  NUNCA será un premio decente, respetuoso, serio y para nada representa   las voces de la mayoría de hombres y mujeres honestos y valerosos  que viven al sur del Río Bravo.

Si Almagro tiene algún Premio es el del entreguismo, el de zancadillas, boicot, y doble rasero, Premio que quizás en no muy lejana fecha pudiera estar compartido con algunos individuos apátridas que, con simulaciones de progresistas llegan a presidentes e inclinan su cabeza hacia el neoliberalismo a la vez que ponen en peligro la proclama de América Latina y el Caribe como zona de paz, rubricada en La Habana en el año 2014 durante sesión de la CELAC.

Publicado el 01/23/2018 en Venezuela y etiquetado en , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: