Claves para comprender la Sociedad Civil Cubana


Es probable que algunas personas no comprendan el significado de Sociedad Civil Cubana, incluso pudieran pensar que no pertenencen a esa categoría. Para todos ellos va este artículo.

– ¿Qué es la sociedad Civil?

– Designa a la diversidad de personas que, con categoría de ciudadanos y generalmente de manera colectiva, actúan para tomar decisiones en el ámbito público que consideran a todo individuo que se halla fuera de las estructuras gubernamentales. Se concibe como el espacio de vida social organizada que es voluntariamente autogenerada, independiente, autónoma del estado y limitada por un orden legal o juego de reglas compartidas. Involucra a ciudadanos actuando colectivamente en una esfera pública para expresar sus intereses, pasiones e ideas, intercambiar información alcanzando objetivos comunes.

– ¿Qué se entiende por sociedad civil cubana?

– La sociedad civil cubana es la base del sistema político cubano. Ambos trabajan en el tránsito por una sociedad más justa y mejor. Si el sistema político tiene el poder del Estado y el Gobierno, la sociedad civil es protagonista también en actividades políticas, como la votación por la Constitución, participa a través de consultas en la toma de decisiones de envergadura, en tanto los ciudadanos postulan y eligen a los miembros de los cuerpos legislativos, así como su pertenencia o no a organizaciones políticas; porque el ciudadano y el miembro del pueblo cubano actúa en las esferas económicas, sociales, cotidianas, como actores de la sociedad civil.

– ¿Todos los cubanos somos la sociedad civil en Cuba?

– Nuestra sociedad civil está compuesta por elementos como las instituciones familiares, la escuela, los medios de comunicación, las iglesias, los sindicatos y las ONG. Estas dos últimas son, de consenso, reconocidas tanto en las ciencias políticas de occidente como en el enfoque sur, como organizaciones estatales.

Desde el enfoque sur, todos los individuos registrados o no, productivos o no, forman parte de la sociedad civil donde se incluyen los indios, los desempleados, los pobres, es decir, los individuos realmente existentes; en la concepción occidental no están presentes y la sociedad civil solo se refiere a aquellos que han logrado una capacidad de organización.

El Estado y la sociedad civil no son dos conjuntos de cosas físicas, sino que forman parte de una totalidad que es la formación social, en esa totalidad las instituciones estatales y las de la sociedad civil no son dos bloques opuestos, sino se interrelacionan. Ejemplo de ello es el candidato a la Asamblea del Poder Popular de una circunscripción, que es un representante de la comunidad, pero al convertirse en candidato comienza a formar parte del sistema político y de la propia institución del poder estatal.

Los miembros del Partido Comunista de Cuba (PCC) como organización política que suman tres cuartos de millón, representan a todos los sectores de la sociedad con visiones e intereses sociales diferentes, de manera que las demandas y los planteamientos de esos miembros del PCC están recogiendo visiones de distintos grupos de la sociedad civil que se transmiten hacia arriba y llegan a la máxima dirección política, que se articula con el poder del Estado. Es decir que el Partido desde arriba es una institución política y desde abajo es sociedad civil.

Cuando se mira la política no solo como expresión de aparatos de Gobierno sino como respuesta a la presión social, se puede entender que la lógica del proceso de cambios que recoge la actualización del modelo económico no se limita a cambios económicos. También responde a demandas que buscan soluciones a problemas de naturaleza política. Cuando el Partido acuerda en el VI y VII Congresos una política de descentralización, respondiendo a un reclamo de abajo, está redistribuyendo el poder político, al ceder poder de decisión y atribuciones al nivel local.

– La Sociedad Civil cubana es autónoma del Estado ¿Significa que tiene que ser una oposición al Estado? ¿Un contrapeso? ¿Un complemento?

– La sociedad política y civil conforman el mismo sistema político que tiene como objetivo su reproducción, por supuesto que con sus diferencias -que pueden ser totales o parciales-, porque la sociedad civil reclama siempre del Gobierno y el Estado lo que les interesa en un momento dado. Pero un determinado sistema político siempre busca su conservación y su reproducción. Solo en momento de oposición extrema, elementos de la sociedad civil o la sociedad civil en su conjunto se oponen al Estado.

Pero a pesar de sus diferencias hay que recordar que incluso Gramsci planteó que en última instancia el Estado y la sociedad civil son una misma cosa. Pero atención, eso no quiere decir que no mantenga su relativa independencia.

Por supuesto, el Estado tiene instrumentos de poder para incidir dentro de la sociedad civil que pueden ser socializadores o coactivos. Ahora bien, no necesariamente las organizaciones integrantes de la sociedad civil tienen que oponerse al Estado; es más, en América Latina muchas organizaciones apoyan proyectos del Estado, organizaciones tanto internas financiadas por el propio Gobierno o por otras organizaciones internacionales. Esto genera otro asunto, que es la sociedad civil internacional que no es motivo de este debate.

En la sociedad civil cubana aparecen grupos pequeños que son opuestos al sistema político. Suponemos que en defensa de sus intereses, muy específicos y particulares porque no es posible que un ser humano pueda oponerse a que sus connacionales sean atendidos desde antes de su nacimiento; que la educación sea gratuita para todos los cubanos; que además, esta nación haya desarrollado la solidaridad hasta el punto que, desde su formación, ha sido solidaria con el progreso de otros países, a los cuales ha extendido el combate contra el analfabetismo y en general por la educación; que ha auxiliado a otros en la salud y que puede considerarse defensora de la libertad a nivel global cuando nuestro pueblo ha luchado contra el Apartheid, por integrantes de la sociedad política y de la sociedad civil.

En esos propósitos humanos ha coincidido nuestro Estado y los miembros de la sociedad civil que han concurrido voluntariamente a esas tareas. Esta es una prueba de la legitimidad que otorga la sociedad civil a nuestro Estado y Gobierno.

– ¿Cuáles son las condiciones para que una organización o asociación pueda tener acceso al registro de Asociaciones de Cuba?

– Existe un grupo de requisitos que están recogidos con la Ley de Asociaciones, por los cuales deben regirse los iniciadores o fundadores, que es como se denomina a las personas que tengan interés en constituirlas. Estos deben presentar su solicitud ante el órgano u organismo estatal que fungirá como su órgano de relación de ser aprobada de acuerdo con los objetivos y fines que motiven la creación de una asociación.

Este organismo de relación se imbrica con los objetivos y fines que persiga ese grupo ante su constitución porque como se comentaba al inicio las sociedades civiles no están aisladas del Estado.

La Ley expresa que, si existe una asociación registrada con personalidad jurídica, con objetivos y fines específicos no se puede repetir en otra. Se trata de que no existan varias organizaciones ejecutando los mismos objetivos y fines, sino una sola que agrupe a todo el que quiera voluntariamente trabajar bajo esos fines. La Ley es bastante específica en estos y es uno de sus requisitos.

(Tomado de Cubahora)

Publicado el 03/21/2018 en Cuba y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: