Papelón en la Cumbre del G-20 en Argentina


El presidente de Francia arribó anoche a Ezeiza por la Cumbre del G20. Pero cuando bajó del avión no había ninguna autoridad para recibirlo. La vicepresidenta llegó a último momento para darle la bienvenida. Le apuntan a la Cancillería por la falta de coordinación.

El presidente Mauricio Macri había decidido que fuera su vice, Gabriela Michetti, la encargada de recibir al mandatario francés, Emmanuel Macron, que llegó anoche como uno de los protagonistas de la cumbre del G20 que comienza este viernes para los Jefes de Estado.

Sin embargo, la elección de Michetti por parte de Macri no fue compartida por el canciller Jorge Faurie, quien pretendía ser él quien recibiera a todos los Jefes de Estado que llegan para asistir al cónclave internacional.

Más allá del cortocircuito, Michetti estuvo en el aeropuerto de Ezeiza una hora antes del horario previsto para la llegada del presidente galo. Fue en ese momento donde hubo una sugestiva falla del personal de protocolo del Ministerio de Relaciones Ex- exteriores, que dirige Faurie.

“La pusieron a la vicepresidenta -confesó uno de los asistentes al recibimiento- a un costado de la comitiva y le dijeron que tenía que esperar” para dirigirse a la alfombra roja porque, si bien el avión que trasladaba a Macron y su esposa Brigitte Marie-Claude ya había aterrizado y detenido, le explicaban que primero tenían que bajar las valijas y después descendía el presidente europeo.

La sorpresa fue cuando quienes bajaron no fue el equipaje sino Macron y su esposa, mientras Michetti todavía estaba expectante, a una distancia lejana del avión. De la manera que pudo, la vicepresidente alcanzó a Macron cuando éste ya se disponía a abordar un automóvil que lo trasladara a su hotel.

“Imagino que se debe haber sentido muy raro”, admitió Michetti, quien evitó echar culpas sobre el equipo protocolar del Palacio San Martín y tuvo oportunidad de dialogar unos minutos con el mandatario galo.

Sin embargo, fuentes oficiales admitieron que no es la primera vez que Faurie y Michetti mantienen diferencias, y que ese tipo de desinteligencias ya ocurrieron en otra oportunidad, como en ocasión de la Asamblea de Naciones Unidas de 2017.

Los mismos voceros interpretaron que el hecho de que Macri haya solicitado en varias oportunidades a Michetti que lo representará en distintos viajes, pudo haber generado cierto resquemor interno.

Más tranquila, la vicepresidente relató que “fue bastante simpático y descontracturado”, que ya lo había visto en la Asamblea de la ONU el año pasado cuando lo reemplazó al presidente Macri.

“Me aparté un poquito y conversé con él de la cumbre y también hablamos de los chocolates que yo le había llevado y que le gustan mucho”, resumió la vice.

Antes de iniciar su participación en la cumbre, Macron y su esposa Brigitte tendrán una apretada agenda que comenzará con un encuentro con escritores en una conocida librería porteña, y continuará con dos eventos culturales antes de la reunión bilateral con Macri en Casa Rosada mañana al mediodía.

Publicado el 11/30/2018 en Uncategorized y etiquetado en , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: