Cuba: destino turístico de paz, salud y seguridad


Catedral de La Habana

Por Ana María Domínguez Cruz

El escenario actual para el desarrollo del turismo en Cuba es complejo, sobre todo a partir de las recientes medidas tomadas por el gobierno norteamericano que, de manera inmediata, impactaron en el turismo de cruceros, por ejemplo, y continuarán incidiendo en la disminución de los arribos al país de turistas norteamericanos y, quizás, procedentes de otras latitudes.

Tal y como se concluyó en la sesión plenaria del pasado jueves durante el tercer periodo ordinario de sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, debemos enfrentar y buscar alternativas, explotar mejor las reservas y ofrecer una mayor calidad en las ofertas y servicios que permitan obtener mejores ingresos.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Miguel Díaz Canel Bermúdez enfatizaba que siempre Cuba será un destino turístico en consideración para muchos, y ello incide de manera satisfactoria en la economía del país, así que hay que esforzarse para que continúe este sector en el rol de la locomotora del desarrollo económico en Cuba.

En ese sentido, recordaba la conferencia ofrecida por José Daniel Alonso, director de inversiones del Ministerio de Turismo durante el Taller de Periodismo y Turismo, realizado el mes pasado en el Instituto Internacional de Periodismo José Marti.

Primero, y fue lo más reiterado durante su presentación, no podemos ver en Cuba solo el destino de sol y playa, “porque la solidaridad del pueblo cubano, la seguridad que ofrece el país y el amplio legado cultural, patrimonial e histórico son valores esenciales en nuestro destino, tomados en cuenta por quienes deciden dedicar alguna jornada de sus vacaciones aquí”.

Comentó que en el país existen 405 instalaciones de Alojamiento Turístico con un total de 72 657 habitantes, lo que evidencia que la planta hotelera es considerablemente significativa, “y no olvidemos que existen 26 mil 224 habitaciones en casas particulares, que generaron 3 millones 648 mil 46 turistas-día en el 2018. Además, en las ciudades turísticas del país, existen más habitaciones de renta en casas privadas que en hoteles y más de 2 mil restaurantes paladares. Todo ello es una fortaleza para el sector también”.

Agregó que de los más preocupante que tenemos, además de las medidas recientes impulsadas por el gobierno de Donald Trump, es la situación internacional en la que compite el turismo cubano. Estamos obligados a adquirir los productos e insumos hoteleros en Europa y Asia, tenemos muchas limitaciones para  acceder a compañías publicitarias y solo pueden los viajeros arribar con 12 licencias. El llamado es a producir más en el país, con los recursos que tenemos y los que podemos ahorrar para paliar la situación económica a la que nos somete el bloqueo”.

En cuanto a las inversiones en este sector, que al decir de Díaz Canel en la sesión en el Parlamento, deberán continuar para elevar su potencial, Alonso reveló que existen 176 proyectos en la cartera de oportunidades de negocios en el país, entre los que se contemplan 30 parcelas para nuevos desarrollos hoteleros mediante la modalidad de empresa mixta, 125 CAC, en instalaciones hoteleras nuevas y existentes, 17 contratos de Administración de Servicios con Financiamiento, 8 en centros recreativos, 1 en marinas, 2 talleres navales, 6 en instalaciones de alojamiento de Campismo Popular y 4 contratos de Asociación Económica Internacional (servicios y/o productivos).

“La inversión extranjera va dirigida a renovar y ampliar la planta habitacional pero también está asociada al desarrollo inmobiliario de campos de golf, al desarrollo de parques temáticos con altas tecnologías, porque nos interesa promocionar el destino Cuba con variantes extrahoteleras.

“El plan de inversiones del año es 3 mil 46 millones en moneda total, y aspiramos a inaugurar en este 2019 unas 4 mil habitaciones, poner en operación nuevas instalaciones de recreación y ocio y para el 2020 culminar 26 instalaciones de alojamiento”.

Ha sido esencial asumir la concepción de un turismo sostenible, a partir del plan de medidas de enfrentamiento al cambio climático, con la consiguiente propuesta integral en la que identifica 15 zonas y lugares priorizados, coincidentes con los desarrollos turísticos. “El Hotel Internacional en Varadero es un buen ejemplo del manejo adecuado de la actividad turística y el medio ambiente, y es nuestro objetivo trabajar en ese sentido”.

Elevar la calidad de la oferta turística, conformar nuevos y mejores productos, abrir nuevos hoteles de alto estándar en La Habana y otras ciudades, mejorar la comercialización y promoción, aprovechando los atributos y fortalezas de nuestro destino, generalizar el uso de las nuevas tecnologías en el turismo, potenciar el buceo y la náutica así como las modalidades del turismo de eventos e incentivos, de naturaleza y de corte cultural son prioridades para el país, según afirmo Alonso.

Publicado el 07/18/2019 en turismo y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: