5 verdades sobre Zoonosis y el maltrato animal en Cuba


La palabra “zoonosis” es repetida una y otra vez en las redes sociales por estos días. Acaloradas declaraciones de “abajo Zoonosis”, “zoonazis” o incluso la acusación de “asesinos” o “genocidas” se pueden encontrar en varios posts de protectores de animales.

Y sí, en Cuba existe maltrato animal. ¿Pero cuánto de verdad y cuánto de tergiversación o desconocimiento existe en esta campaña mediática que se ha desatado en Internet?

¿Qué es zoonosis?

Zoonosis no es un departamento. Tampoco una institución.

Por zoonosis se define a las enfermedades que son transmitidas por animales a humanos, y viceversa. El caso clásico es la rabia, pero otras enfermedades como el ébola o la influenza son catalogadas de zoonosis.

Lo que sí existe en Cuba es un programa nacional de Zoonosis, rectorado por el Minsap. Estos programas están dirigidos a reducir la incidencia en el humano de cualquier enfermedad zoonótica, no a controlar las poblaciones animales. La directora de estos programas a nivel nacional es Jusayma González, veterinaria.

Ella ha sido una de las víctima predilectas de una extendida campaña de satanización.

¿Zoonosis recoge y sacrifica animales?

Sí, el programa de Zoonosis incluye un Centro de Observación Canina que tiene entre sus funciones la recogida de perros y gatos callejeros. Y sí, también se sacrifican a los animales que, luego de 72 horas, no son reclamados. Para ello se utiliza la estricnina, una sustancia que no es aprobada a nivel internacional y que los propios funcionarios del Minsap admiten que no se debe seguir usando.

Las alternativas no son sencillas: todos sabemos que existen limitaciones para nuestro país en materia de medicamentos incluso para humanos. Pero existen otros métodos, como la sobredosis de anestésicos, que pueden dar a los perros una muerte menos dolorosa. Esas alternativas se están estudiando para su implementación.

Muchos protectores de animales son partidarios de la esterilización y contrarios por completo del sacrificio. La postura de las instituciones cubanas no es conteste: no se puede considerar que un animal que vive en la calle está protegido o que no representa un riesgo, no solo para salud, sino para la seguridad vial, por solo poner un ejemplo.

Se precisa entonces de un mayor vínculo entre el programa de Zoonosis y los protectores de animales, pertenezcan o no a asociaciones u organizaciones (que pueden estar o no reconocidas por la ley). Dar un hogar a todos esos perros que vagan por las calles de Cuba es una responsabilidad de todos.

Pero no. Los animales no son arrojados a los leones. Eso es totalmente falso.

¿Y los quince carros que salieron a «limpiar» La Habana?

El Centro de Observación Canina (al que comúnmente llaman Zoonosis, a manera de sinécdoque) no cuenta con quince carros, como se especulaba en redes sociales. Ni siquiera cuenta con los tres carros que se supone tengan asignados. Actualmente, solo está funcionando un carro de recogida, con las limitaciones de combustible que las sanciones de Estados Unidos han impuesto.

Y tampoco es cierto que se esté realizando una “recogida especial” por el arribo a Cuba de los Reyes de España o por las celebraciones del 500 aniversario de La Habana. Aparte de las limitaciones estrictamente técnicas y materiales, las recogidas del Centro de Observación Canina están dirigidas a atender quejas de centros de trabajo o personas que “llaman a Zoonosis” para resolver problemas de sobrepoblación animal, animales violentos o con cambios de conducta, sospechas de rabia, etc.

La imagen puede contener: 2 personas, personas sonriendo, personas de pie, boda y exterior
Un perro se pasea tranquilamente entre la realeza española. Foto: EFE

Es cierto que el personal que trabaja en este centro no es el más calificado, ni manipula a los animales que recoge con la mayor destreza. Muchas veces se comportan de forma brusca e incluso violenta, lo cual es algo que debe mejorarse. Quizás la ayuda de los protectores y de la sociedad civil en general sea una alternativa viable para ello.

No obstante, las fotos que circulan en las redes sociales están desactualizadas, y mucho intentan mostrarlas como evidencia de la supuesta «recogida especial» ya sea por los Reyes o por el 500 aniversario.

Nótese que la chapa del vehículo es anterior al cambio que se generalizó a partir del 1ro. de enero de 2015

¿Han habido contactos o reuniones recientemente entre el Estado y los protectores de animales?

El martes 12 de noviembre se realizó una reunión entre autoridades del Minsap y diez activistas por los “derechos de los animales”. Una de las participantes, Valia Rodríguez, afirmó luego en redes sociales:

“Se acordó realizar el viernes 15 una reunión extendida con el MINAGRI, Sanidad Animal porque ellos son actores importantes en la búsqueda de soluciones. En esa reunión acordaremos el plan de trabajo a CORTO PLAZO en el que iremos trabajando de conjunto ellos y nosotros – comunidad de protectores- en vías de lograr lo anterior, específicamente lo que depende del MINSAP: recogida de perros, sacrificio, programa de rabia y un programa de educación y conscientización en tenencia responsable y contra el maltrato.”

La imagen puede contener: 11 personas, personas sonriendo, personas sentadas y personas de pie
Los activistas por los derechos de los animales, antes de entrar a la reunión. El último a la derecha es el fotógrafo Gabriel Guerra Bianchini, a cuya serie en pos de una ley de protección animal en Cuba pertenece la imagen de portada.
Foto tomada de Facebook

La reunión fue, en definitiva, un primer paso para afianzar una alianza entre el sector estatal y la sociedad civil para tributar al fin que ambos comparten como ideal: el bienestar animal. Habrá que estar atentos a los resultados mediatos e inmediatos de estos contactos.

¿La ley? ¿Para cuándo?

Sí, se está trabajando en una Ley de Bienestar Animal. El Ministerio de la Agricultura (MINAG) coordina una comisión nacional, encargada de concebir esta normativa (la primera de su tipo en Cuba).

En la comisión participan especialistas del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, de los zoológicos, de Higiene y Epidemiología, de los institutos y clínicas veterinarias, entre otras instituciones.

Antes se habían presentado cuisatro anteproyectos de ley, pero forma ya este proyecto parte del cronograma legislativo de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) para su aprobación. Indudablemente, existe escasa información al respecto, y sería bueno que se divulgara el estadio de desarrollo de esta regulación.

Un proyecto para la creación de un Registro de Mascotas fue también presentado durante el Vlll Congreso Internacional de Ciencias Veterinarias, organizado por la Asociación Cubana de Medicina Veterinaria del 4 al 7 de noviembre. Este registro no precisa de una ley habilitante y sería un paso de avance para ese trabajo conjunto que debe realizar el programa de Zoonosis, el Minsap y demás instituciones estatales, de conjunto con los apasionados defensores de animales que hoy emergen de nuestra sociedad civil.

Nota: la foto de portada corresponde a una serie de Gabriel Guerra Bianchini . El fotógrafo participó también en la reunión con funcionarios del Minsap.

 

Publicado el 11/14/2019 en Cuba y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: