Martha Beatriz Roque Cabello al desnudo: últimos estertores de una gusana prehistórica.


Karlito Marx ha dado un sacudón a una mercenaria oportunista que últimamente pugna por obtener protagonismo en la red social Twitter y en algunos sitios contrarrevolucionarios para denigrar a Cuba, sumándose al ataque mediático sostenido en las redes sociales. Tejado de vidrio tiene la añeja mercenaria y poco pudor en eso de desbancar a otros de sus acólitos en cuanto a lucrar dinero fácil. Aún está en mi memoria su pedido de dinero descaradamente al ex presidente George W. Bush para mantener su “lucha”.

El Diablo los crea y los junta. Parte III.

Hasta hoy tenía la idea de que Martha Beatriz Roque Cabello estaba desde hacía años en manos de los investigadores del Instituto de Antropología en nuestro país. Sin embargo, unos twitter recientes de quien protagonizara una de las más sonadas huelgas de este hemisferio me sacaron de ese grave error: La viejita se mantiene en talla y dice que va a defender al imperio hasta los últimos segundos de su existencia orgánica.

Resulta que la vedette de aquella famosa “huelga del aguacate” continúa lanzando calumnias contra las medidas del Gobierno Revolucionario en el contexto de la pandemia y realiza llamados para intentar subvertir el orden constitucional del país, sin considerar que aquí se sabe al dedillo su historia de sus más de veinticinco años de servicio incondicional a Estados Unidos.

Personalmente reconozco que no hay, ni ha existido en todo el calendario opositor en Cuba un solo bandido(a) que la supere en idoneidad. Ella ha enviado al banco o las duchas a casi todo el mundo, logrando salvarse sólo aquellos que le han demostrado visible obediencia. ¿Quieren un ejemplo?, la hija de José Daniel Ferrer García ostenta el nombre de Martha Beatríz en su honor. Este luchador es capaz golpear con su cabeza una y otra vez la mesa en una unidad del Ministerio del Interior pero no se atreve a embestir con sus cuernos a esta señora. Esa es la verdad, aunque Vigoa mañana se aparezca con la misma cantaleta de siempre.

Sólo les voy a relatar tres anécdotas por ahora, de miles que conozco, y discúlpenme la licencia.

MBRC durante muchos años engañó a sus amigos con el cuento de un esposo millonario en Miami nombrado Adán Jimeno, gracias al cual –según decía- recibía jugosas mesadas para gastar en piscinas, restaurantes, mercados y en el Gym Club del Meliá América. Todos confiaban en que ella era incapaz de desviar un centavo del dinero destinado a la causa para estos menesteres. Sin embargo, durante tres años, gastó 71 mil 141 dólares más 40 centavos en estos sitios, y el dinero realmente procedía de dos contribuyentes: Héctor Lanz conocido por el Chino Lanz, dueño de una compañía comercializadora de productos farmacéuticos y de Ángel D´Fana Serrano, cabecilla de “Plantados hasta la Libertad y la Democracia”, donde militó también Luis Zúñiga Rey, conocido por sus planes y acciones terroristas como el perpetrado por Varadero en la década del 70 que le costó sanción de privación de libertad.

La fábula se descubre porque una noche llama su hermana Isabel (Nenita) Roque Cabello desde Miami y le dice que Adán Jimeno (su esposo) hacía como 30 días había muerto producto de un acto suicida, y Nenita que sí le profesaba un gran afecto a este pobre hombre no paraba de llorar, en tanto la viuda desde la otra punta de la línea en La Habana la consolaba con la frialdad de un témpano formado por una fuerte ventisca en pleno invierno en el polo norte.

O sea que Martha Beatríz no se había enterado que su matrimonio había extinguido desde hacía un mes y lo supo por una llamada fortuita de Isabel Roque Cabello. Sus hermanos de lucha nunca supieron de este deceso por lo que seguramente se enterarán con esta publicación. Nadie por supuesto le dio el pésame a la viuda según las convenciones, no hubo misa, tampoco proceso civil para dividir los bienes dentro de la comunidad matrimonial, nunca más se mencionó. Realmente el hecho no tuvo la menor importancia en la vida de esta señora y para nada cambió sus costumbres pues el dinero siguió llegando de las fuentes antes mencionadas.

Quiero anotar que durante la “huelga del aguacate” hubo como cuatro seguidores que si permanecieron varios días sin ingerir alimentos confiados de que ella se estaba extinguiendo en su cuarto, al que estaba prohibido pasar por disposición suya y de sus dos acompañantes, quienes tenían la misión de alimentarla con los productos que le pasaba un vecino por medio de una ventana a escondidas del G-2 cubano y del resto de los huelguistas que como cerditos se mantenían apiñados y tirados en suelo de la sala, pero con grandes deseos de salir echando de allí y de comer fuera de la mirada de esta viejita.

Por último les cuento que Martha Beatríz cooperó a favor de la liberación del terrorista Santiago Álvarez Fernández Magriñá, acusado por un Tribunal en EL Paso debido al rejuego para entrar ilegalmente a ese país al asesino Luis Clemente Posada Carriles en su embarcación llamada Santrina, luego de ser éste liberado por la Presidenta Mireya Moscoso cuando fue capturado en un intento de magnicidio contra el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz y los estudiantes reunidos en el Centro de Altos Estudio de la Ciudad de Panamá.

Martha Beatríz envió varias cartas al Juez James Kohn, encargado de conocer el caso, explicándole que Santiago Álvarez participaba en actividades pacificas con disidentes, dando entender que había abandonado el método violento de luchar por la democracia en Cuba que implicaran el uso de armas de fuego o explosivos, pese a que en el proceso le habían ocupado en su casa un arsenal de guerra incluyendo lanza granadas, y que cuatro años antes había enviado a Cuba un team de infiltración para asesinar y colocar cargas explosivas en instalaciones turísticas de la capital cubana como las que visitaba la cabecilla con el dinero de él mismo. Toda una gran contradicción.

Claro que esta colaboración no fue de manera desinteresada. El detenido enviaba sólo para ella 2 mil 500 dólares mensuales a través de su concubina Carmen Machado, entonces especialista financiera del Aventura Hospital de la Florida. Esta mujer entregaba el dinero a dos sobrinos de la cabecilla en Miami nombrados Juan Carlos Fuentes Anaya y María de los Ángeles Falcón Cabello y éstos utilizaban a funcionarios de la Sección de Intereses Norteamericanos en La Habana como “mulas” para el traslado y entrega personal a la cabecilla en su casa o en la propia sede diplomática.

Este proceso comenzó en septiembre de 2006 y se mantuvo hasta mayo del 2008 en que se denunció como una escandalosa conexión entre el Departamento de Estado, terroristas y disidentes en Cuba que le costó un leñazo al Jefe de la oficina Michael Parmly, a su Primer Secretario Político Robert Blau y otros funcionarios. Martha una vez más fue la responsable del escache.

Por esto, tengo total certeza que no hay mortal que se atreva a meterse en una nueva aventura con esta viejita loca. Si estando menos decrépita embarcó a tota esta gente, hoy a punto de ser trasladada para el Museo Nacional de Historia Natural en Washington las probabilidades de fracaso son del cien por ciento. Seguimos en el capítulo IV.

Karlito Marx

2 comentarios sobre “Martha Beatriz Roque Cabello al desnudo: últimos estertores de una gusana prehistórica.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: