“Matarife” o la historia de un pueblo que se extermina a sí mismo


Daniel Mendoza Leal solo quiere que Colombia entienda que allí reinan los criminales. A viva voz lo dijo en una de las tantas entrevistas que protagoniza por estos días. Ahora, su nombre es uno de los más mencionados dentro de la esfera pública colombiana y el motivo se exterioriza todos los viernes alrededor de las siete de la tarde cuando se transmite por vía Whatsapp y redes sociales la miniserie Matarife, un genocida innombrable, cuyo guion fue de su autoría.

El éxito de la producción, estrenada el 22 de mayo, se dilucida tras la exposición del supuesto prontuario criminal del expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez (2002-2010) que lo vincula a la corrupción, el narcotráfico, el paramilitarismo, asesinatos selectivos, matanzas masivas y hasta espionaje electoral.

Con más de 100 investigaciones en su contra, de las cuales permanecen abiertas 84, de acuerdo con Telesur, el líder del partido Centro Democrático continúa libre, porque-comenta Mendoza Leal-su poder omnímodo en Colombia ha evitado su merecida captura y enjuiciamiento.

La serie de 50 capítulos ya grabados completamente es un documental histórico que se basa en entrevistas, documentos y expedientes judiciales, declaraciones de testigos ante entidades oficiales, notas periodísticas de diferentes medios y documentales.

Aunque escéptico sobre las consecuencias que tendrá Matarife… en los procesos judiciales que Uribe enfrenta, Mendoza prefiere creer que con la serie puede influir en la conciencia colectiva, esa misma que Galeano pedía rescatar porque “la América Latina no solo sufrió el despojo del oro, del salitre y del caucho, del cobre o del petróleo, sino también sufrió la usurpación de la memoria”.

La idea-dijo Mendoza-es que la gente entienda que hay crímenes que deben ser investigados y que no podemos seguir en manos de un narcotraficante, relacionado directamente con los paramilitares y causante de muertes de líderes sociales, campesinos, sindicalistas y opositores de los últimos treinta años”.

Más de 700 mil suscriptores en su canal de YouTube corroboran el éxito del audiovisual que muestra, con su relato, los hilos conductores a un punto en común: Uribe; frente a una audiencia que, según el guionista, conoce los hechos aislados y de manera difusa.

Antes que la serie tuviera nombre, el adjetivo matarife ya se vinculaba a Álvaro Uribe, a través de un conjunto de publicaciones del periodista Gonzalo Guillén, quien fue acusado por el exgobernante, y representado en el proceso por Daniel Mendoza.

La respuesta del Centro Democrático se concretó con el anuncio de que realizará, a su turno, una serie de documentales para mostrar la realidad del expresidente y su legado. Mientras, el abogado Abelardo de la Espriella, quien representa a Uribe, también informó acerca del emprendimiento de procesos judiciales “contra todos los partícipes de ese espacio difamatorio”.

Tras el estreno de la serie, las críticas de los uribistas no pecaron de tardías al intentar eliminar los episodios en Internet e incluso cerrar vías de difusión y redes sociales para evitar la viralidad del contenido, panorama que confirma la certeza del periodista colombiano Alberto Salcedo Ramos cuando al ser interrogado sobre la definición de Colombia, entre otros argumentos, respondió: “Colombia es un país de élites rancias, enquistadas en el poder (…) es un país donde los magnates pueden acostarse tranquilos porque saben que no habrá una revolución del pueblo contra ellos; porque ese pueblo está demasiado ocupado exterminándose a sí mismo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: