Necropsia de la ‘Operación Kitchen’


La ‘Operación Kitchen’ ha acreditado que, en España, estuvo operando una trama mafiosa en el Gobierno entre 2011 y 2018, período en el que el Partido Popular estuvo en el poder. Una organización dispuesta a todo con tal de conseguir sus intereses. Unos intereses que se basaron, principalmente, en: 1) la protección del partido de la revelación de su naturaleza profundamente corrupta; y 2) la eliminación de cuantos enemigos amenazasen su poder o todo aquello que ellos entendieran como España

La cabeza de la Operación:

Al frente de la ‘Operación Kitchen’: Jorge Fernández Díaz, ex ministro del Interior e imputado en la actualidad; y como director de operaciones, tanto en este como en muchos otros casos: el excomisario José Manuel Villarejo, en prisión en la actualidad. Pero solo son la punta del iceberg de una trama corrupta y mafiosa enraizada en la élite española hasta confundirse con el propio Estado.

Se involucraron también políticos de primer nivel como María Dolores de Cospedal –ex secretaria del Partido Popular y ex ministra de Defensa–, su marido –José López del Hierro– y el propio expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy;

Objetivos:

Catalunya y Podemos –y Venezuela como daño colateral–, pero la intención fundamental fue silenciar a Luis Bárcenas, el extesorero del Partido Popular: había que hacer todo cuanto fuera necesario para que la trama de financiación irregular del Partido Popular no trascendiera. 

Forma de operar:

Elaborar un informe policial para filtrar a los medios, los cuales, sin contrastar la información, lo publicaban otorgándole verosimilitud y, en ocasiones, hasta veracidad.

Conclusiones

Pero lo realmente significativo en este asunto, aunque en la ‘Operación Kitchen’ no se trate del actor principal, porque nos encontramos ante una obra coral, lo encontramos en la presencia del ex comisario Villarejo. Piedra angular de múltiples tramas en las que se encuentra involucrada gran parte de la élite española: desde entidades bancarias del potencial del BBVA a Juan Carlos I, pasando por el Pequeño Nicolás o Juan Muñoz, el marido de Ana Rosa Quintana, conocida presentadora de televisión. Casi nada. Una enrevesada trama que parece señalar una podredumbre de dimensiones pocas veces vista. Una podredumbre estatal. Nacional.

Información de RT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: