LA LUZ DEL APÓSTOL NO SE APAGA JAMÁS


Ayer 27 de enero fue distinto. Los peldaños de la escalinata de la Universidad de La Habana no sintieron los pasos de miles de jóvenes enardecidos que avanzan hacia la Fragua Martiana. Pero el homenaje a José Martí, el más universal de todos los nacidos en esta tierra, en la víspera del aniversario 168 de su natalicio, no quedó en el olvido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: