Archivo del sitio

¿Y ahora qué?. El tema migratorio y la gran mentira.


Por:  J. M. del Río

“Cuba no busca un certificado de buena conducta”

Han pasado 50 años de la llamada por nosotros “Crisis de Octubre[1]”. En aquellos tensos días de octubre de 1962, “El pueblo cubano (…), protagonizó un imperecedero ejemplo de serenidad, decisión y valor que forman parte de sus tradiciones revolucionarias y de su moral de lucha, pues como dijera Fidel poseía algo mucho más importante: sus proyectiles morales de largo alcance que no se pueden desmantelar y no serán desmantelados jamás”.[2]

Traigo a colación este acontecimiento histórico porque es una muestra de la posición de firmeza que ha mantenido siempre nuestro país, incluso en los momentos más álgidos, ante todos los intentos del imperialismo estadounidense por tratar de desestabilizar, subvertir y destruir a la Revolución. Y como nuevamente hablaré de las medidas tomadas por nuestro Gobierno para actualizar la política migratoria cubana, considero que es importante subrayar esos antecedentes históricos, para dejar sentado que se trata de disposiciones dictadas por decisión soberana del Estado cubano, que responden solamente al interés del pueblo cubano y su emigración y que, como dijo el Secretario del Consejo de Estado Homero Acosta, en el programa informativo de la TV cubana del 24 de octubre, “Cuba no busca con ellas un  certificado de buena conducta”. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: