Archivo del sitio

Elecciones en EEUU: el centrismo del partido demócrata arriesga la entrega de elecciones a Trump


Entrevista a Noam Chomsky

A medida que se acelera la carrera electoral de 2020, la política estadounidense, la cultura política de la nación en su conjunto e incluso el futuro de la vida humana organizada se encuentran en una encrucijada. Otros cuatro años de Donald Trump darían golpes de pesadilla a la democracia y los derechos sociales, entregando un mandato impensable a un presidente que se ha hecho famoso por socavar prácticamente todo lo que tiene un valor decente para la humanidad. Sin embargo, la pregunta sigue siendo si este hombre peligroso será realmente derrotado en 2020.

En el debate demócrata del miércoles por la noche, fuimos testigos de una cacofonía que hizo poco para transmitir los elementos ideológicos y los valores políticos que definen al Partido Demócrata en la era de neoliberalismo autoritario y plutocracia. La superficialidad intelectual y el oportunismo prevalecieron durante todo el debate. Los escasos intentos de Pete Buttigieg de evitar preguntas sobre su falta de apoyo entre los votantes negros atrajeron la mayor atención. Mientras tanto, la propuesta de “impuesto sobre la riqueza” razonable y nada radical de Elizabeth Warren recibió poca atención porque sigue siendo un anatema para el establecimiento político del Partido Demócrata, al igual que las políticas de salud universal y cambio climático de Bernie Sanders.

Lee el resto de esta entrada

El legado de Bernie Sanders y la batalla por el 2020


Por Carlos F. Diez Sánchez

Las elecciones presidenciales de 2016 fueron un gran revés para los movimientos progresistas en Estados Unidos. Pero la campaña del senador independiente por Vermont, Bernie Sanders, en las primarias internas del Partido Demócrata, deja un legado importante para esas organizaciones que conviene revisar con más cuidado.

Apenas tres días después de la toma de posesión de Donald Trump como presidente de EE.UU. (el 20 de enero de 2017), se funda la organización “Demócratas por la Justicia” (Justice Democrats, en adelante JD). Sus dirigentes son Cenk Uygur, Kyle Kulinski (del programa “Secular Talk”), ambos comentaristas políticos ligados al programa creado por el primero, The Young Turks (TYT), y algunos dirigentes de la campaña presidencial de Bernie Sanders, entre ellos, Corbin Trent, de Brand New Congress, y Saikat Chakrabarti, ahora jefe del equipo de Alexandria Ocasio-Cortez, la nueva representante demócrata por el 14º distrito de Nueva York, a la que nos volveremos a referir más adelante. A partir del año pasado, la directora ejecutiva de JD es Alexandra Rojas, otra mente brillante a la que habrá que seguir muy de cerca.

El diagnóstico y la solución

Lee el resto de esta entrada

Elecciones en EEUU: El “establishment” contraataca en tres frentes


 elecciones-en-eeuu-2012
Por: Ramón Sánchez-Parodi Montoto

La campaña electoral, de prolongada duración y extensa en presencia nacional se desarrollaba sobre cauces aceptables para los llamados “poderes fácticos” demócrata y republicano, con una calma solo alterada por los mayoritarios, sorpresivos y persistentes márgenes de aceptación recibidos en las encuestas por aspirantes recién llegados, sin experiencia en los manejos de gobierno y en las lides electorales, tales como Donald Trump y Benjamin Carson, en el lado republicano, y el aislado, excepcional, y autotitulado “social demócrata”, senador independiente por Vermont, Bernard Sanders, por la parte demócrata. Lee el resto de esta entrada

Elecciones en EEUU: ¿Trump o Sanders?


Bernie Sanders y Hillary Clinton. Nominación demócrata 2016.

Bernie Sanders y Hillary Clinton. Nominación demócrata 2016.

Por: Ricardo Alarcón de Quesada

Las declaraciones públicas del multibillonario y aspirante a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump causan estupefacción a mucha gente en todo el mundo. Por lo que dice y también por su talante chabacano. El racismo, la prepotencia y la agresividad de su discurso, plagado de mentiras y falsificaciones y de groseros insultos a los inmigrantes y a los latinoamericanos y a las mujeres, hacen de él cualquier cosa menos un estadista o un político medianamente serio que, para colmo, pretende ser el jefe supremo de la mayor superpotencia de la Historia.

Todos los días se alzan voces de alarma al sur del Río Bravo, pero también en Europa y en otras partes. Candidato semejante en cualquiera de esos países sería castigado con la burla y el ridículo y a nadie se le ocurriría que pudiera ganar una elección.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: