Brasil: Reir para no llorar


Por Eric Nepomuceno Dice el reglamento de la Cámara de Diputados que para que se realice una sesión formal es necesario contar con la presencia de al menos 51 de sus 513 integrantes. El pasado viernes hubo algo insólito: a la hora prevista, un único y solitario diputado firmó el registro de presencia. Y, más... Leer más →

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: