Archivo del sitio

Declaración del Gobierno Revolucionario


El 16 de junio de 2017, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, en un discurso cargado de una retórica hostil, que rememoró los tiempos de la confrontación abierta con nuestro país, pronunciado en un teatro de Miami, anunció la política de su gobierno hacia Cuba que revierte avances alcanzados en los dos últimos años, después que el 17 de diciembre de 2014 los presidentes Raúl Castro Ruz y Barack Obama dieran a conocer la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas e iniciar un proceso hacia la normalización de los vínculos bilaterales.

En lo que constituye un retroceso en las relaciones entre los dos países, Trump pronunció un discurso y firmó en el propio acto una directiva de política denominada “Memorando Presidencial de Seguridad Nacional sobre el Fortalecimiento de la Política de los Estados Unidos hacia Cuba” disponiendo la eliminación de los intercambios educacionales “pueblo a pueblo” a título individual y una mayor fiscalización de los viajeros estadounidenses a Cuba, así como la prohibición de las transacciones económicas, comerciales y financieras de compañías norteamericanas con empresas cubanas vinculadas con las Fuerzas Armadas Revolucionarias y los servicios de inteligencia y seguridad, todo ello con el pretendido objetivo de privarnos de ingresos. El mandatario estadounidense justificó esta política con supuestas preocupaciones sobre la situación de los derechos humanos en Cuba y la necesidad de aplicar rigurosamente las leyes del bloqueo, condicionando su levantamiento, así como cualquier mejoría en las relaciones bilaterales, a que nuestro país realice cambios inherentes a su ordenamiento constitucional. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Oídos sordos a los reclamos de América Latina sobre política migratoria hacia Cuba


 índice

Por María Carla González

Una vez más el Gobierno estadounidense hace caso omiso a los reclamos internacionales para que revise su política migratoria hacia Cuba. En esta ocasión fue la solicitud realizada por 9 cancilleres latinoaméricanos para que examinen esta cruel política selectiva, que no solo afecta a nosotros los cubanos, tambien obliga a estos países a destinar recursos y fuerzas, para controlar la cantidad de personas que cruzan sus fronteras. A continuación los detalles de la respuesta del Gobierno de Barack Obama.

Tomado de Granma

El gobierno de Estados Unidos descartó este miércoles que el Congreso evalúe revisar la Ley de Ajuste Cubano, que da preferencias migratorias a los emigrantes de la Isla caribeña, dijo el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest.

La respuesta del funcionario de la mansión presidencial estuvo dirigida al reclamo de nueve países de América Latina, que pidieron al presidente Barack Obama examinar la política selectiva que promueve la emigración ilegal de cubanos, informa PL.

En la misiva, dada a conocer recientemente, los cancilleres de Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Ni­caragua, Panamá y Perú manifestaron que la revisión la política de “pies secos-pies mojados” y la Ley de Ajuste Cuba­no sería un primer paso para detener el agravamiento del flujo migratorio irregular de cu­banos por la región.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: