Archivo del sitio

Cambio climático: Se quema el pulmón del planeta


En el transcurso de catorce años, el bosque tropical de la Amazonia sufrió las tres peores sequías en cien años. En 2005 y 2010, la superficie del océano alcanzó temperaturas inusualmente elevadas, por lo que se debilitaron los vientos alisios, que ayudan a llevar humedad a la región. Entre 2015 y 2016, a consecuencia de la combinación de factores oceánicos con los efectos de la deforestación y el calentamiento inducido por carbono, se produjo una sequía todavía más intensa.

Los datos recopilados en toda la cuenca del Amazonas -de satélites, estudios aéreos y torres de flujo atmosférico- presagian sequías más prolongadas y frecuentes para las décadas siguientes. El bosque tropical, que por lo regular es muy resistente, tendrá menos tiempo para recuperarse entre las épocas de sequía.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: