Archivo del sitio

¿Quién tiene más aval de votos? ¿Trump, Macri, Santos, Piñera… o Maduro?


Los tozudos datos ponen en evidencia que algunos de esos más connotados críticos de la soberana opción del pueblo por la revolución bolivariana y chavista, obtuvieron menos porcentaje de votación en su elección y respecto al padrón electoral de sus respectivos países

En las condiciones más adversas que pudieran imaginarse, el bravo pueblo venezolano representado en la millonaria militancia bolivariana y chavista y otras fuerzas integradas al Frente Amplio de la Patria, le ha otorgado al presidente una vez más electo, Nicolás Maduro, un aval de votos respecto a los otros contendientes y al padrón electoral superior al que obtuvieron en sus respectivas elecciones los gobernantes que se erigen hoy como los más críticos de Venezuela.

La cifras electorales de Venezuela son contundentes: Lee el resto de esta entrada

Observadores internacionales ratifican transparencia en elecciones


                                A la izquierda, Marina Urizola Observadora Internacional del CEELA.

La validez de los resultados emanados de las urnas en las elecciones presidenciales y de consejos legislativos regionales celebradas el pasado domingo en Venezuela, cuentan con el reconocimiento de los observadores internacionales participantes del proceso.

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, sostuvo la víspera en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores varios encuentros con representantes de varias de las misiones acompañantes que acudieron a la nación sudamericana a verificar la transparencia de los comicios.

Entre los asistentes a la jornada comicial, el secretario de relaciones exteriores del Partido Comunista de España, Manuel Pineda, calificó al sistema electoral venezolano como el más transparente y hermético ante alguna transgresión. Lee el resto de esta entrada

La vieja costumbre del imperio de tratar de impedir las elecciones que le serán adversas


Por Carlos E. Lippo

“Desde siempre EE.UU. llevó a cabo operaciones para influir en las elecciones de otros países, y espero que sigamos haciéndolo” Steven L. Hall, exagente de la CIA retirado en 2015 Es casi una verdad de Perogrullo el decir que los Estados Unidos han estado interviniendo en los procesos electorales de numerosos países a todo lo largo y ancho del planeta. Loch K. Johnson, decano en los estudios de inteligencia en los Estados Unidos, quien empezó su carrera en los años setenta investigando a la CIA como miembro del Comité Church (formalmente llamado el “Comité Selecto del Senado de EEUU para el Estudio de las Operaciones Gubernamentales Respecto a las Actividades de Inteligencia”), ha dicho que Estados Unidos se ha venido entrometiendo en los comicios de otros países “desde que la CIA fue fundada en 1947” (1). O sea, que como acostumbran decir los abogados: a confesión de partes relevo de pruebas.

Sin embargo, al igual que el ladrón que acabando de despojar a un transeúnte de sus pertenencias, grita a voz en cuello: “¡al ladrón, al ladrón!”, señalando a otro desprevenido transeúnte mientras corre en sentido contrario, el FBI, la CIA y la NSA, que son las principales agencias de seguridad del imperio, llevan ya varios años acusando falsa e infructuosamente al gobierno de Rusia de haber interferido en sus elecciones presidenciales de 2016 en favor de Donald Trump, y como si esto fuera poca cosa, ahora están tratando de fabricar una leyenda similar en relación a las elecciones legislativas de medio término a celebrarse durante este 2018.

Lee el resto de esta entrada

Mi voto es para Nicolás Maduro


Por Graciela Ramírez

El antimperialismo forma parte de lo que podríamos llamar el “ser” de nuestra identidad venezolana fecundada en las luchas de resistencia de los indios, de los negros arrancados de África y de los pardos frente a la desigual invasión genocida de los españoles durante 400 años.

El surgimiento de la patria libre e independiente con el Estado nación fue la síntesis de la guerra popular de los negros, indios, blancos y mestizos, cuando los libertadores y libertadoras tuvieron conciencia, que la victoria solo era posible con la inclusión de los de abajo para luchar por el amor a la patria (incluida la Grande).

La división interna y subordinación de los traidores a los imperialistas ingleses y posteriormente a los estadounidenses ha sido la tragedia nacional. La guerra civil entre los jefes militares de la independencia sepultaba el proyecto bolivariano. A partir de 1830 con la desaparición de la “Gran Colombia” crece la pobreza y racismo; se fragua el robo de la tierra por los terratenientes civiles-militares y del poder financiero; predomina el comercio librecambista agroexportador y la mono producción de la agricultura; se posibilita el robo del Esequibo por la debilidad de la oligarquía gobernante; alternan las dictaduras militares y la democracia representativa que explotaban y excluían al pueblo; se entregan el petróleo y el hierro con ello la fuga de divisas que aumenta la deuda externa anti soberana.

Lee el resto de esta entrada

La Revolución bolivariana no está acabada


Es un delito regodearse con la desdicha ajena, particularmente si ocurre en medio de una tormenta perfecta de mentiras y sandeces sobre Venezuela que ha girado, un día tras otro, con la clara intención de engullirnos. Ignacio Ramonet lo explicaba muy bien anoche en Telesur, cuando todavía no se conocían los resultados de las elecciones legislativas, que dio la mayoría a la oposición. La Revolución bolivariana no está acabada, ni mucho menos, aunque desde arriba, de las transnacionales mediáticas y de las élites políticas, solo llueva fango sobre ella.

El director de Le Monde Diplomatique analizaba por qué. Esta fue una elección para la Asamblea Nacional, pero el sistema de gobierno venezolano es presidencial. Se puede tener una victoria en un Parlamento de 167 curules, que dan un margen de poder, pero limitado, como ocurre en EEUU. Los cubanos lo entendemos muy bien: el Presidente Obama tiene prerrogativas para gobernar y tomar decisiones a diario, pero derogar el bloqueo es un negocio del Congreso. Y aún así sabemos que Obama tiene facultades que no ha utilizado, cuando podría perfectamente dejar en un cascarón inútil esta política espuria. Vaya usted a saber por qué. Lee el resto de esta entrada

#Washington no se hace ninguna ilusión con #Capriles


Justo cuando Datanálisis -encuestadora con marcada tendencia opositora- publica que la diferencia en intención de voto entre Nicolás Maduro y Henrique Capriles a la presidencia, es de 14 puntos (1), en entrevista con La Brújula del Sur (2) el sociólogo estadounidense James Petras, revela que desde la Casa Blanca no se hacen ilusiones con derrotar al chavismo, en la contienda electoral de abril próximo. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: