Raúl comparte con niños de la escuela especial Solidaridad con Panamá


Pocas fechas en la vida de un joven son recordadas con más añoranza que la noche de los quince años. El traje blanco, el vals, las flores, las fotos, los nervios, la compañía de los padres y el primer amor juvenil se agolpan de un tirón en el instante mágico del brindis. Y si esa... Leer más →

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: