Archivo del sitio

CUANDO LA IGLESIA NO DESFRAUDA: Beatificación de Romero


resucitare

“…Resucitaré en le pueblo…”. Romero

“Se dice que eran tantas las personas que sintonizaban en la radio sus homilías dominicales que se podía ir por la calle sin perderse ni una frase, porque se iba enlazando el sonido de la radio de una persona con el de la siguiente. Pero Romero no sólo hablaba, sino que también escuchaba, a sacerdotes y campesinos, a trabajadores y hombres de negocios.”

Por: María Carla Gonzalez*

Monseñor Oscar Arnulfo Romero fue el Heraldo del amplio sector religioso en El Salvador que comenzó a denunciar a la oligarquía, al gobierno, a los partidos políticos, al ejército y a los cuerpos de seguridad, por sus posiciones excluyentes, antidemocráticas y represivas.

Esta posición, abiertamente contraria a los intereses en el poder, provocó que estos sectores empezaran a ser señalados como simpatizantes y auxiliadores de los movimientos comunistas en el país, motivando el asesinato sistemático de sus miembros por los famosos escuadrones de la muerte adoctrinados por la Agencia Central de Inteligencia de los EE.UU.  (CIA); cuya expresión más cobarde y vil fue el asesinato de Monseñor Romero a manos de un francotirador en plena misa frente al pueblo. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: