Archivo del sitio

Niegan pedido de traslado de cárcel a Jorge Glas, en huelga de hambre por 48 días


El exvicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, permanece hoy en la prisión de Latacunga, luego de que la justicia de este país sudamericano le negó el pedido de traslado a la cárcel 4 de Quito.

El rechazo a su solicitud forma parte de la resolución adoptada por autoridades judiciales ante el recurso de habeas corpus presentado por la defensa del exvicemandatario, que solo fue otorgado parcialmente, precisa Prensa Latina.

Según el documento, el traslado fue denegado porque no se justificó el hacinamiento en la cárcel regional.

De acuerdo con lo dictaminado, se decidió precautelar y garantizar su derecho a la salud e integridad física y psicológica, para lo cual proveerán cuidado constante a sus enfermedades: hipertensión, gastritis y espondilitis anquilosante, por lo que será atendido en el Centro de Rehabilitación del Hospital del Instituto Ecuatoriano del Seguro Social Latacunga.

Lee el resto de esta entrada

Jorge Glas y la justicia


Jorge Glas y la justicia

Jorge Glas, tras 17 días de ayuno, su estado de salud se ha deteriorado…

Por Lídice Valenzuela

Durante seis años, el exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glas sirvió a su país junto al presidente Rafael Correa, y luego fue electo para ese mismo cargo con Lenin Moreno, quien nunca ocultó sus reservas hacia su eventual sucesor, evidenciadas en discrepancias públicas, tras lo cual fue acusado de corrupción y condenado a seis años de cárcel, aunque sus defensores insisten en que se trata de una maniobra política para callarlo y alejarlo del gobierno.

Glas (1969) formó parte de dos gobiernos de Correa sin requerimientos en su contra. Fue indicado en octubre de 2017, cinco meses después de jurar el cargo junto a Moreno, durante una redada ordenada por la Fiscalía General por el supuesto delito de asociación ilícita con la constructora brasileña Odebrecht. Llevado a juicio, resultó condenado a seis años de prisión, a pesar de que sus abogados defensores demostraron su inocencia, la carencia de dinero robado en sus cuentas y las maniobras para silenciarlo.

“Como lo dije siempre, los inocentes no tienen por qué huir. Yo no lo hice, no lo voy a hacer. Acato en protesta una resolución del sistema de justicia inconstitucional, ilegal, en un proceso lleno de fallas, lo cual no podrá ocultarse”, advirtió Glas al entregarse a la justicia.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: