Archivo del sitio

¿Qué causó la caída del muro que separó a Alemania por 28 años?


Tras la autorización del paso hacia el otro lado del muro, miles de personas se presentaron en el lugar con picos y martillos para derribarlo.

Tomado de TeleSur

El muro de Berlín o muro de la Vergüenza representó un símbolo de la división existente en Alemania durante la Guerra Fría, lo que generó la separación de miles de familias por 28 años.

Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Berlín quedó separada en cuatro sectores: soviético, francés, inglés y estadounidense. Posteriormente, las tres zonas occidentales se convirtieron en la República Federal Alemana mientras que el soviético pasó a ser la República Democrática Alemana.

Construcción del muro

Las autoridades de la República Democrática Alemana iniciaron la construcción de un muro provisional el 12 de agosto de 1961, al constatar que gran parte de la población migró hacia el territorio occidental para buscar mejores condiciones de vida.

Lee el resto de esta entrada

Marx habla sobre los 25 años de la Caída del Muro de Berlín


muro-berlin

Por: Marcelo Colussi | Argenpress

No puedo dar los detalles precisos, sino simplemente hacer saber que recibí esta carta. Con mi pobre alemán me permití hacer la traducción, y como creo que esto es muy importante, hago circular el texto de marras en su versión española.

Trabajadores del mundo:

Las fuerzas de la derecha internacional festejan alborozadas estos 25 años de la Caída del Muro de Berlín. Pero se equivocan. ¿Qué festejan en realidad? ¿El fin del socialismo? Lee el resto de esta entrada

Montaner y el último deseo de un condenado a muerte.


Por: Raúl Gómez 

No me imaginé que Carlos Alberto Montaner estuviera en tan delicado estado de salud.

El solo hecho de que se haya dado de baja como activista “activo” por la libertad de Cuba y haya confesado: “quiero dedicar los años y la salud que me queden a escribir unos cuantos libros de ficción y, probablemente, mis memorias”, indican a las claras que, al final de sus días, no está conforme con el legado que pudo dejar y que no deja a la literatura de ficción universal. Lleva razón Carlos Alberto en su ajuste de cuentas: la obra de ficción escrita por él hasta el presente, es efímera, espasmódica e intrascendente. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: