Archivo del sitio

La mujer como propaganda de guerra: El caso de Cuba y Venezuela


 

Imagen fabricada de Berta Soler, representante de las Damas de Blanco, en Miami.

Texto: Dra. Ángeles Diez.

Desde que las guerras se libran fundamentalmente contra la población civil, la mujer ocupa también el lugar prioritario como víctima y justificación, no sólo de las bombas sino de la propaganda de guerra. Pero el cambio de formato en la representación de la guerra, la elaboración de los relatos justificatorios, la manipulación de la opinión pública interna y externa, y, fundamentalmente, las nuevas formas de guerra –la llamada guerra de cuarta generación, guerra psicológica o guerra encubierta-, han producido transformaciones en la imagen de la mujer al servicio de las campañas bélicas. Su imagen se ha convertido en el eje articulador de los relatos mediáticos en contra de los “Estados canallas” en una nueva dirección, han pasado de víctimas o instigadoras  a ser la representación más eficaz de la disidencia interna adoptando el rol de testigos y oposición pacífica. Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Maniobra palpable (#cuba #miami #EEUU #madrid #PP #UE #Chile #Argentina #Mejico)


ARTHUR GONZALEZ/ EL HERALDO CUBANO

Para cualquier neófito en materia de propaganda negra, resulta evidente que detrás de las acciones divulgativas sobre Rosa María Payá Acevedo, hija del difunto contrarrevolucionario cubano Oswaldo Payá Sardiñas, hay mucho dinero y un fuerte andamiaje en su respaldo, lo que solo puede llevarse a cabo por medio de una Agencia Federal de Inteligencia norteamericana. Lee el resto de esta entrada

#Miami: Los que querían una invasión a #Cuba ahora quieren el cólera (#EEUU #DDHH #ONU)


Edmundo García

Lo que algunas personas llaman en Miami hacer periodismo no es ni más ni menos que empeñarse en difamar a Cuba. Cualquier cosa: sus líderes, sus deportistas, su paisaje, etc. Una de las cosas que más critican, quizás porque mucho les duele, es el sistema de salud pública cubano.

Desde hace unos años, en un ciclo que se repite cada dos o tres meses, la prensa de Miami cosecha su verano con alarmas y alharacas decretando con morboso placer que en Cuba hay una epidemia de cólera o de dengue. Esto se hace con claros objetivos políticos, no para informar a la población o para prevenir a las autoridades. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: