Archivo del sitio

El por qué del desastre ambiental en la Amazonia


Mientras el presidente Jair Bolsonaro culpaba a los ambientalistas por los peores incendios forestales de los últimos años en la Amazonia brasileña, y el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, ensayaba una explicación floja de papeles refiriéndose al clima seco de la época, los medios de comunicación repetían en cadena las imágenes del desastre. Pocos pudieron (o quisieron) sumergirse en los «asuntos internos» de Brasil: el estado crítico de los organismos públicos ambientales (y sus cifras de deforestación); las políticas implementadas por los últimos ministros de Medio Ambiente; o la apremiante situación de las tribus indígenas en el territorio, son solo algunos de los elementos que suelen quedar fuera de discusión.

Todos los expertos en medio ambiente coinciden en que la deforestación descontrolada es la principal causa de los incendios en la Amazonia. Mal que le pese a Bolsonaro, esta práctica marcó en julio un aumento histórico del 278 por ciento en relación al mismo mes de 2018, de acuerdo a cifras del Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE). El sistema que utiliza el instituto, reconocido por científicos y de acceso público, fue cuestionado en más de una ocasión por el presidente, llegando al extremo de despedir al director de la entidad por considerar que actuaba «al servicio de alguna ONG»: el saliente Ricardo Galvão fue reemplazado interinamente por un oficial de la Fuerza Aérea. Como si fuera poco, Bolsonaro exigió que los datos oficiales pasen primero por sus manos antes de ser divulgados. Una suerte de censura encubierta.

Lee el resto de esta entrada

Fascismo brasileño: Bolsonaro arremete contra los indígenas


Fascismo brasileño: Bolsonaro arremete contra los indígenas

Por Arnaldo Musa

Molesto por las continuadas protestas de los indígenas contra su política de despojo, el presdente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha vuelto a cambiar su eslogan para tratar de atraer a una raza que calificó de subordinada, prometiéndole riquezas, para apelar nuevamente a consorcios y a la oligarquía local con el fin de eliminar a la Fundación Nacional del Indio (FUNAI).

El Ministerio de la Agricultura ya ha determinado la entrega de decenas de miles de kilómetros de la Amazonia, el 13% del territorio nacional, a latifundistas locales, lo cual hará más amplia la zona de deforestación de la región, indispensable para tratar de defenderse contra el cambio climático.

A los denuestos iniciales de Bolsonaro contra “seres inferiores”, que para el eran, son, además de los indígenas, las mujeres, negros y gays, hubo un silencio toral para tratar de atraer el voto adicional de esos grupos, en lo que se destacó ofertas a caciques que, se afirma, fructificaron.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: