Archivo del sitio

Nuestra historia es sagrada.


ielana-diaz-balart

Por J.M. del Río/ Colaborador de la Santamambisa

Olvidar la historia viene a ser algo así como hacerle un atentado al futuro. A eso nos invitó, en un momento de pretendida lucidez imperial, el anterior Presidente de los EE.UU., por lo que luego de conocer la inaudita aberración que pretenden revivir un reducido grupo de émulos de Hitler que habitan en el otro Miami[i], me decido a escribir estas líneas para rememorar uno de esos episodios históricos que –con perdón del Premio Nobel de la Paz y Presidente saliente de los EE.UU- no pueden ser borradas de la memoria colectiva del pueblo cubano.

Si usted ha leído los Versos sencillos escritos por José Martí, Apóstol de la Independencia y Héroe Nacional de Cuba, es posible que conozca uno de sus más bellos poemas que dice: Cultivo una rosa blanca/ en junio como en enero/ para el amigo sincero/ que me da su mano franca/ y para el cruel que me arranca/ el corazón con que vivo/ cardo ni ortiga cultivo/ cultivo una rosa blanca.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: