Archivo del sitio

Si amenazan a Venezuela, amenazan a nuestra América.


Por J.M del Río (colaborador de la Santamambisa)

Hace unos días se celebró en Caracas los debates de la jornada “Todos somos Venezuela”, que contó con la participación de delegaciones de movimientos sociales y líderes políticos de África, Asia, Oceanía, Europa, América del Norte, América Latina y el Caribe. Más de 200 personas participaron en este “diálogo mundial por la paz, la soberanía y la democracia bolivariana”.

El sabio representante de los pueblos originarios y Presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó que “de cada encuentro como estos debemos salir mejor articulados, a trabajar con mayor intensidad en los movimientos sociales, a ganar la batalla de la verdad, la batalla de las ideas en las calles, en las redes sociales, en los medios, en el sindicato, en las fábricas, en las universidades, en los campos (…) a ganar la batalla de nuestra verdad que es la verdad de los pueblos”.

Lee el resto de esta entrada

Los agentes de la intervención gringa contra Venezuela


Tanto la llamada Cámara de Representantes como el Senado estadounidense, que juntos conforman el Congreso de los Estados Unidos, últimamente se ha encargado de tomar la ofensiva contra Venezuela, no por convicción democrática sino por financiamiento e intereses de poderosos terceros. Algunos políticos legisladores tienen a la Revolución Bolivariana en la mira. ¿Pero quiénes son?

Ambas cámaras del Congreso gringo están presididas por políticos republicanos, cuyos operadores suelen ser financiados por las grandes petroleras estadounidenses y además han conservado una dura línea de ataque e injerencia contra países cuyos gobiernos no se alinean con el establishment de los EEUU. El apoyo republicano a la Contra nicaragüense en la década de 1980 es un ejemplo aún fresco de esta agresividad que tiene detrás la política de las corporaciones.

Una de esas corporaciones energéticas, ExxonMobil, parte del legado Rockefeller, ha contribuido notablemente al financiamiento de las carreras legisladoras de muchos republicanos que han visto en el Congreso una oportunidad tanto para desplegarse políticamente como para beneficiar a la compañía que tanto los apoya.

Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: